Los vecinos de Tamón fijan las primeras estrategias contra la perrera

Los vecinos de Tamón fijan las primeras estrategias contra la perrera

Celebraron una asamblea para analizar la situación y decidir cómo actuar para frenar el proyecto

ALEJANDRO L. JAMBRINAAVILÉS.

Un centenar de vecinos de Tamón, en el límite de los concejos de Corvera y Carreño, se reunieron en la tarde de ayer en el Centro de Iniciativa Rural (CIR) de la localidad con los representantes de la Asociación de Vecinos San Juan con el fin de fijar una estrategia para rechazar la ubicación de la perrera del consorcio de concejos asturianos, liderados por Avilés, en los terrenos de la parroquia. No es la primera vez que estos vecinos luchan en contra del proyecto de perrera en el núcleo rural de La Tabla, hace años que pelearon contra un plan que finalmente no se llevó a la práctica. «Y desde luego ahora los vecinos han vuelto a demostrar su total oposición y volveremos a luchar porque demostramos que sirve de algo», declaró ayer Montse García, principal afectada por el proyecto.

García es la propietaria de la vivienda más cercana a la finca donde se pretende ubicar la perrera, una casa que ha pertenecido durante varias generaciones a su familia y que está a tan solo sesenta metros, «pero la realidad es que no ha cambiado nada, las condiciones de calificación urbanística siguen siendo las mismas y aún así siguen insistiendo en traernos cerca de casa una perrera que no queremos ni necesitamos», aseguraron los representantes vecinales ayer.

En esta primera reunión no se pudo llegar a ninguna conclusión clara, por el momento se ha informado a los vecinos y se les ha pedido su opinión al respecto, «les ha pillado totalmente por sorpresa y el hecho es que no se ha publicado aún el acta de la mesa de contratación y hemos tenido que enterarnos por la prensa de que pretendían volver a intentarlo en nuestra localidad», lamentaba Montse García.

El Pleno de Carreño ya rechazó un intento de instalar el albergue canino privado

Lo que sí han sacado en claro de este primer encuentro es que los vecinos están unidos: «hemos decidido que nos opondremos con todas nuestras fuerzas, nuestro concejo no necesita este tipo de instalación porque tiene el servicio cubierto con otro albergue», le explicó a sus vecinos el presidente de la Asociación de Vecinos San Juan, Manuel García. También argumentan que hay sitio suficiente «desde la antigua cantera de Tamón hasta El Empalme para poner una perrera sin molestar a nadie».

El Pleno del Ayuntamiento de Carreño ya votó en contra del proyecto presentado por una protectora para abrir un albergue de animales. Los afectados confían en que vuelva a suceder lo mismo, pero por el momento no han tenido contacto con los representantes políticos. Hace cuatro años, ya se había vivido un primer intento de instalar la perrera en el municipio, entonces el proyecto contó con el respaldo del gobierno socialista de Carreño y el rechazo de la oposición. «Los vecinos llegamos a reunir más de 120 alegaciones en contra del plan con el argumento de la proximidad viviendas a nuestro favor y volveremos a denunciarlo si finalmente se adopta la decisión de tratar de instalarla aquí», aseguraron.