Los vecinos de Zeluán piden un pacto de Estado que garantice el arreglo de la depuradora

La estación depuradora de aguas residuales de trabajos. / MARIETA
La estación depuradora de aguas residuales de trabajos. / MARIETA

La Asociación Enlaze teme que el mapa político postelectoral paralice una reforma «que llevamos pidiendo desde hace diez años»

EVA FANJUL AVILÉS.

«Nos parece bien que se rediseñen las instalaciones de la depuradora pero, ¿porqué no se hizo primero? Llevamos diez años y no nos han hecho ni caso». Se queja Agustín García, presidente de la asociación de vecinos Enlaze. La entidad vecinal expresa su desconfianza ante los plazos previstos para el desarrollo del proyecto de mejora de las instalaciones de la depuradora de Maqua, que «no para de sufrir un retraso tras otro, y ya no nos fiamos de nadie», asegura.

Este recelo vecinal se ve acentuado por la proximidad de las elecciones autonómicas y generales. Desde Enlaze creen que buena parte del retraso en este proyecto se debe «a la falta de coincidencia política entre la administración autonómica y la central», por lo que piden un pacto de Estado que garantice la viabilidad de las obras de remodelación de Maqua. «Este tipo de inversiones deben estar aseguradas por encima del color político que gobierne aquí y en Madrid», aseguran.

La entidad vecinal valora «de manera positiva» el rediseño previsto para subsanar los problemas de corrosión de la cúpula de la depuradora, «causados por la exposición a un ambiente salino y con presencia de gas sulfhídrico», tal y como recoge el anteproyecto de mejora de las instalaciones al que ha tenido acceso LA VOZ DE AVILÉS. Pero al mismo tiempo, los vecinos de Zelúan reprochan que «se reconozca ahora que hay ácido sulfhídrico en toda la planta y que este es el causante del deterioro de las instalaciones y porqué, sabiéndolo, se empleó acero galvanizado en vez de inoxidable».

«Estas inversiones tienen que estar aseguradas por encima del color político»

Respecto a la presencia en Maqua de SH2-ácido sulfhídrico, Agustín García también advierte de que «llevamos cuatro años diciendo que me metan los malos olores en el plan de calidad del aire de Asturias y que pongan un protocolo de actuación en el caso de emisión de ácido sulfhídrico y sin embargo no lo meten, cuando es importante para la población que está a cien metros».

A Enlaze también le preocupa el cambio de catalogación previsto por el Principado para las aguas del litoral que pasa de zona sensible' a 'zona normal', un cambio que exige un tratamiento más avanzado al existente para verter en dichas aguas y se preguntan cómo se va a controlar que no haya vertidos industriales al emisario».

Temas

Avilés