«Volvemos cargados de temas tras un parón de dos años»

Morrigans actuará hoy y mañana en la sala Santa Cecilia. / LVA
Morrigans actuará hoy y mañana en la sala Santa Cecilia. / LVA

Los Morrigans agotan las entradas para su concierto de esta noche en el Santa Cecilia y repetirán mañana con una nueva actuación

SHEYLA GONZÁLEZ AVILÉS.

Llevan más de diez años sobre los escenarios y son de los pocos que pueden afirmar ser profetas en su tierra. La banda Morrigans, formada por Villa (voz y guitarra), Nube (batería y percusión) y Aby (bajo), ofrece un doble concierto en la sala Santa Cecilia de la calle Galiana. Hoy se subirán al escenario a partir de las 21 horas y mañana repetirán tras haber agotado las entradas de esta primera jornada musical.

«Somos muy afortunados porque no a todos los grupos locales se les apoya de esta manera», decía ayer Jorge Villaboy 'Villa'. Cada vez que han actuado en la ciudad, en cualquiera de sus espacios culturales, han colgado el lleno por eso esta vez «no nos pilló por sorpresa aunque es una de esas cosas que siempre te llenan».

El grupo llevaba alejado de los focos desde hace dos años y ahora vuelven con las pilas puestas aunque siguen atareados en el estudio. Pararse a componen y curar la distonia focal que sufre 'Villa' fueron las dos causas de ese receso en su vida pública, que hoy recuperan con su actuación en el Santa Cecilia. «Fue un parón de puertas para afuera porque para adentro no hemos parado de trabajar. Estamos componiendo mucho para dar vida a los temas de nuestro nuevo disco. Queremos hacer muchas piezas para luego llevar a cabo la selección final», comenta Jorge Villaboy, que ha pasado los últimos días encerrado en el local de ensayos con 'Nube' y 'Aby'.

Aunque tienen un gran bagaje sobre los escenarios juntos, hacía un tiempo que no se juntaban para ensayar un concierto. «Son días de mucho trabajo, estamos hasta arriba pero lo hacemos muy contentos», recalca 'Villa'. Para los dos pases de este fin de semana están preparando un repertorio de hora y media «muy elaborado». Será en directo, como a ellos les gusta, y tendrá alguna que otra sorpresa.

«Lo que queremos es que todos nos lo pasemos bien, tanto en el escenario como entre el público», recalca el vocalista y guitarrista del grupo. Morrigans vuelve con las pilas cargadas y con su nivel más alto de madurez como grupo gracias a toda la experiencia atesorada, principalmente entre los años 2014 y 2017.

«Fue una época de mucho trabajo. Hicimos diferentes cosas que nos pusieron en primera fila. Además, aprendimos mucho siendo teloneros de grandes cantantes o grupos», comenta Jorge Villaboy, que confiesa a su vez que «aunque somos un grupo maduro seguimos manteniendo esa ilusión de las primeras veces». Ellos han comprobado que se puede vivir de lo que más te gusta, «es un camino difícil como el de cualquier disciplina artística pero con trabajo todo se puede llegar a conseguir».