Migoya: «Jamás indiqué a Renedo con qué empresas tenía que contratar»

Los acusados del 'caso Renedo', en la sala de vistas al inicio de la sesión de este miércoles. /
Los acusados del 'caso Renedo', en la sala de vistas al inicio de la sesión de este miércoles.

Las exconsejeras de Cultura del Principado Ana Rosa Migoya y Encarnación Rodríguez Cañas, así como el exdirector general de área Carlos Madera han declarado como testigos esta mañana como testigos en una nueva sesión del 'caso Renedo' en la Audiencia Provincial

ELCOMERCIO.ES / AGENCIAS

Nueva jornada del juicio por el 'caso Renedo' en la Audiencia Provincial de Asturias. Las exconsejeras de Cultura del Principado, Ana Rosa Migoya y Encarnación Rodríguez Cañas, han sido dos de las testigos principales citadas este miércoles para declarar ante el magistrado Javier Domínguez Begega. Ambas han constatado falsificación de firmas y han negado conocer la comisión de irregularidades por parte de Marta Renedo mientras desempeñó funciones como jefa de servicio.

Migoya fue firme: "Jamás indiqué a nadie, qué contratos había que llevar a cabo, ni con qué empresas". Ha asegurado que le abrió un expediente a Marta Renedo para echarla de la Administración en cuanto tuvo conocimiento de sus irregularidades cometidas en su cargo en la Consejería. "Me causó sorpresa, no lo esperaba de ella ni de nadie, pero luego me entró mucha rabia y actúe con decisión para cesarla y ordené cerrar su despacho", ha subrayado Migoya, que ha dicho que también denunció su actuación en cuanto se produjo el levantamiento de sumario en la instrucción del caso ante el fraude cometido hacia la administración con el fin de defender sus intereses: "Si lo hubiera sabido antes habría actuado igual", ha aseverado.

Migoya ha indicado que en la función de una consejera no está entrar en la fiscalización de los expedientes y ha apuntado que reconoció que su firma estaba en el documento del Centro Cultural Belén de la Montaña, pero ha recalcado que era una fotocopia que se podía manipular, como al final demostró la policía científica. "No recuerdo que la firmara", ha precisado la ex consejera, que ha asegurado que no conocía el gasto de 180.000 euros para el equipamiento de este centro ubicado en el concejo de Valdés ni haber firmado el documento.

Migoya, que se ha mostrado firme en su declaración, ha dicho que nunca fue amiga ni tuvo una relación personal con Renedo y que la acogió en su organigrama avalada por Carlos Madera, que ocupó el cargo de director general en ambos departamentos. "Si ella andaba presumiendo por allí que era amiga mía lo mejor es que se lo pregunten a ella", ha aseverado la consejera, que ha dicho que "nunca" habló con los empresarios.

Migoya declaró tras Rodríguez Cañas, que ofreció su testimonio por videoconferencia. Ha manifestado que "cesó a Marta Renedo porque la consideraba poco rigurosa y poco eficiente", pero que en ningún momento tuvo sospecha alguna de que estuviese cometiendo irregularidades: "Cuando la llamaba nunca estaba y cuando le pedíamos aclarar algo no os lo aclaraba. No me gustaba como trabajaba y no me parecía la persona adecuada para su puesto y no quería que siguiese conmigo", ha dicho la exconsejera, que ha indicado que por eso dictó su cese el 3 de agosto, poco después de tomar posesión como consejera.

Rodríguez Cañas también ha afirmado que Renedo falsificó su firma el 14 de agosto de 2007 para un informe cuando ya estaba cesada (desde el 3 de agosto), aprovechando que se encontraba de vacaciones y que en el departamento no había mucha gente trabajando. "No sospeche que Renedo cometiera irregularidades", ha afirmado la exconsejera, que ha apuntado que la cesó por su "dejadez" que mostraba en sus funciones, no porque tuviera alguna "animadversión personal" hacia ella.

Ha indicado que comenzó a sospechar de la falsificación de su firma en un expediente para el equipamiento del Centro Cultural Belén de la Montaña (Valdés) por parte de la empresa Igrafo, un proyecto por valor de 198.000 euros que desconocía por completo pese a que su firma estaba estampada en él. Las sospechas quedaron ratifiscadas por el dictamen de la policía científica.

Rodríguez Cañas también ha dicho que desconocía el informe sobre el Centro Cultural de Candás y otro en Bimenes y que hubiera personal contratado por la empresa ASAC Comunicaciones trabajando en la Consejería.

En su interrogatorio, el abogado de Renedo intentó cuestionar las afirmaciones de la testigo con declaraciones que había realizado ante el juez de instrucción, pero el presidente del tribunal que juzga el caso le recriminó y le indicó que lo importante era el testimonio que realizaba hoy.

«Esa llamada me costó este calvario»

Tras la primera declaración de Rodríguez Cañas, entró en la sala de vistas de la Audiencia Provincial el ex director general de Promoción Cultural del Principado, Carlos Madera, que ha asegurado que no tuvo conocimiento de la contratación de su cuñada para ASAC, una de las empresas investigadas en el 'caso Renedo', hasta que su familiar no empezó a trabajar para dicha compañía. Ha señalado, además, que siempre pensó que las personas a las que contrataba y pagaba ASAC, supuestamente para realizar trabajos para el Principado, respondían a algún tipo de asistencia técnica "aunque parece ser que no era así".

Según el ex director general, durante la instrucción de la causa constató que en varios expedientes de contratación que beneficiaban a esas compañías su firma se había falsificado presuntamente por Renedo, en la que ha asegurado que tenía la confianza normal con que cuenta "una funcionaria de carrera que es eficiente en su trabajo". Al descubrirse las supuestas irregularidades cometidas por Renedo, Madera ha admitido que la telefoneó para preguntarle qué había ocurrido dado que pensó que se trataba "de una cosa menor o algún lío propio de ella" y que su respuesta fue que no pasaba nada, que tenía mucha prisa y que no se preocupase.

A preguntas de la Fiscalía por el contenido de la conversación grabada por la Policía entre Renedo y ella en la que la funcionaria afirmaba: "No vais a tener ningún problema, absolutamente ninguno", el ex director general ha incidido en que prefería no hacer suposiciones sobre lo que dice un tercero. "Esa conversación me costó a mí estar aquí, a partir de ahí sigo con este calvario", ha añadido tras subrayar que si su departamento hubiera sospechado de Renedo habría actuado y defender que desde su cargo sólo tenía autorización para autorizar gastos de hasta 3.000 euros y que los que superaban esa cifra no pasaban por sus manos.

Madera ha negado además que diera ninguna orden ilegal a un funcionario y ha emplazado a demostrarlo a quien lo sostenga a la vez que ha justificado las elevadas contrataciones de muebles y material de oficina con las otras dos empresas investigadas, Igrafo y Almacenes Pumarín, en el hecho de que eran las compañías que más material homologado tenían por parte de la administración.

Directora de Patrimonio

También ha declarado hoy la directora general de Patrimonio, Begoña Fernández. Secretaria General Técnica en la Consejería de Educación de junio de 2009 a julio de 2010, Begoña Fernández ha manifestado que era la directora general María Jesús Otero -una de las acusadas- quien iniciaba el procedimiento de contratación y por tanto quien tenía la competencia material de qué se contrataba, con quien y con qué presupuesto."Desconozco si algún consejero se encarga del seguimiento de los contratos, pero difícilmente", ha dicho.

Ha explicado que ella despachaba habitualmente con el propio consejero y preguntada si les extrañaba que buena parte de las veces se contratase con las mismas empresas, la entonces secretaria general ha explicado que en la consejería había muchísimos contratos más al margen de los de esa Dirección General. "En el año que yo estuve tramitamos muy pocos contratos para equipamientos de centros y no siempre a las mismas empresas, así que no hubo nada que me llamase la atención", ha manifestado Fernández, que a preguntas de la fiscal dijo desconocer por qué los secretarios generales técnicos duraban muy poco tiempo en su cargo. Su declaración ha cerrado esta sesión del juicio, qeu se retomará este jueves, a partir de las 9.15 horas, con las declaraciones de nuevos testigos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos