Migoya: «Nunca indiqué a Renedo con qué empresas tenía que contratar»

Ana Rosa Migoya a su llegada a la Audiencia Provincial. /
Ana Rosa Migoya a su llegada a la Audiencia Provincial.

«Me causó sorpresa, no lo esperaba. Me entró mucha rabia y actúe con decisión para cesarla», ha relatado la exconsejera de Cultura en su declaración en la Audiencia Provincial

EFE

La exconsejera de Cultura y Administraciones Públicas Ana Rosa Migoya ha asegurado hoy en su declaración como testigo en el 'caso Renedo' que en ningún momento indicó a Marta Renedo ni a ningún otro jefe de servicio con qué empresa debería de contratar.

En la nueva sesión de este caso en el que se investiga una supuesta trama de corrupción en la administración del Principado, Migoya ha asegurado que cesó a Renedo como jefa de servicio y le abrió un expediente para echarla de la administración en cuanto tuvo conocimiento de sus irregularidades cometidas en su cargo en la Consejería. "Me causó sorpresa, no lo esperaba, de ella ni de nadie, pero luego me entró mucha rabia y actúe con decisión para cesarla y ordené cerrar su despacho", ha subrayado Migoya, que ha dicho que también denunció su actuación en cuanto se produjo el levantamiento de sumario en la instrucción del caso ante el fraude cometido hacia la administración con el fin de defender sus intereses. "Si lo hubiera sabido antes habría actuado igual", ha aseverado Migoya, que ha señalado que en la función de una consejera no está entrar en la fiscalización de los expedientes y ha apuntado que reconoció que su firma estaba en el documento del Centro Cultural Belén de la Montaña, pero ha recalcado que era una fotocopia que se podía manipular, como al final demostró la policía científica.

"No recuerdo que la firmara", ha precisado la ex consejera, que ha asegurado que no conocía el gasto de 180.000 euros para el equipamiento de este centro ubicado en el concejo de Valdés ni haber firmado el documento.

Migoya, que se ha mostrado firme en su declaración, ha dicho que nunca fue amiga ni tuvo una relación personal con Renedo y que la acogió en su organigrama avalada por Carlos Madera, que ocupó el cargo de director general en ambos departamentos. "Sí ella andaba presumiendo por allí que era amiga mía lo mejor es que se lo pregunten a ella", ha aseverado la consejera, que ha dicho que "nunca" habló con los empresarios.

Ha apuntado que no era habitual en la consejería diera subvenciones de hasta 300.000 euros a un club de baloncesto cuando lo que se hacía era dividir el dinero que se tenía para que todos pudieran recibir ayudas.

Al igual que la también exconsejera Encarnación Rodríguez Cañas, Migoya ha apuntado que no conocía que trabajadores contratados por Asac Comunicaciones estuvieran empleados en el Principado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos