El Comercio
El Caso Renedo
Los diálogos clave del 'caso Renedo'

Las conversaciones clave del 'caso Renedo'

  • Las escuchas son una pieza fundamental, que los acusados han tratado de anular en varias ocasiones

El 3 de febrero de 2010 Azucena V. acudió a la comisaría y denunció a una funcionaria llamada Marta Renedo Avilés. Dijo que existía una cuenta bancaria que alguien abrió usurpando su identidad, que ese delincuente habían movido “más de 135.000 euros”, que por ello estaba teniendo problemas con la Agencia Tributaria. La víctima contó que Renedo estaba al tanto de todo, le había ofrecido dinero por su silencio y ahora la acosaba en la calle, con SMS y llamadas. Tras realizar las primeras averiguaciones, los agentes solicitaron permiso a la magistrada-juez Ana López Pandiella para 'pinchar' el teléfono móvil de la funcionaria. Tirando de ese hilo, los investigadores acabaran destapando el 'caso Renedo', una presunta trama de corrupción que alcanzó al exconsejero José Luis Iglesias Riopedre y cuyo juicio comenzó el pasado día 3.

Las escuchas son una pieza fundamental, que los acusados han tratado de anular en varias ocasiones. Sin embargo la legalidad de las cintas ha sido confirmada por la fiscalía, dos magistrados de instrucción, y dos secciones de la Audiencia Provincial.

Por primera vez esas escuchas que desvelan el modo de funcionar y relacionarse de los acusados ven la luz. Lo que sigue es una selección de los más determinantes para la causa.

“NO SE QUE ME PASÓ, VOY A DECLARARLO TODO, DEVOLVERLO....ES VERDAD, FUE UNA CHORIZADA, SE PODRÍA HABER TAPADO CON UN EXPEDIENTE, VOY A CONFESAR Y DEVOLVERLO TODO”

La noticia de la destitución de Marta Renedo recorre la región. El 25 de febrero de 2010 un amigo la llama para animarla. La acusada asegura que va a reconocerlo todo y asumir las consecuencias, “fue una chorizada”, “no sé qué me pasó”. “Es un tema exclusivamente mío, no lo sabían ni en mi casa, es un error tremendo... he defraudado a mucha gente, pero voy a dar la cara”, confía. “Me duele por la gente que me apoyáis”, agrega. El audio está editado para recoger sólo los comentarios de la funcionaria acusada.

“NO TE PREOCUPES QUE DEL TEMA DE CULTURA NO VA A SALIR NADA.... DESCUBRIERON QUE AHÍ HAY TINGLADO DE MUCHA GENTE Y QUE VA A QUEDAR MUY TAPADITO TODO”

Renedo recibe la llamada el 15 de marzo de una persona que asegura haber hecho gestiones con un tal “Pedrón” para evitar que la investigación abierta contra la funcionaria se remonte a su etapa en la Consejería de Cultura.

“TE SUGERIMOS DÓNDE NOS PUEDES ENCARGAR LOS ESTUDIOS....MI INTENCIÓN ES QUE LA PETICIÓN DE PRECIOS SEA A TRES EMPRESAS QUE TENGAMOS NOSOTROS”

La conversación tiene lugar el 7 de abril de 2010, un momento en el que el Principado está explorando la posibilidad de sustituir parte de las calderas de gasoil de los colegios por otras de geotermia. Antes de encargar las obras, hay que hacer estudios previos para verificar las posibilidades reales del cambio de tecnología, un trabajo que en parte Nora subcontrataba a Ernesto, el hijo del consejero. En esta cinta, el consejero llama directamente a Víctor Muñiz, accionista de Igrafo, para tratar el asunto. El empresario indica que va a enviar un técnico a hablar con el consejero, para explicarle el asunto y luego “discretamente echamos un vistazo a media docena de centros y te sugerimos dónde nos puedes encargar los estudios previos”. Iglesias Riopedre se interesa por un encargo que Muñiz pelea en Toledo. “¿Os lo dan por las buenas o vais a participar en una licitación?”. El empresario le repite en dos ocasiones que su objetivo es que la Administración pida precios “a tres empresas que tengamos nosotros”.

“ME DICEN QUE LAS DOS OFERTAS QUE SUPERAN LA QUE VA A SER, NO PUEDEN PASAR DE LOS 236.000 EUROS...LA DE NORA ESTÁ BIEN PORQUE SON 199.786 EUROS... UNA SERÍA NORA, OTRA PONDRÍAMOS DARRO... Y OTRA SANTOFIRME”

La directora general María Jesús Otero, llama a Muñiz el 27 de abril para tratar el contrato negociado de Infiesto. Otero dispone ya de tres ofertas, pero hay un problema. “Me dicen que las dos ofertas que superan a la que va a ser, no pueden pasar de los 236.000 euros, porque supera lo que es un negociado”, y por tanto no valen. “La de Nora está bien porque son 199.786 euros” aclara. Muñiz comprende que debe remitirle dos presupuestos que superen esa cifra pero queden por debajo de los 236.000 euros; propone para ello utilizar Darro Import y Representaciones Santofirme, dos sociedades que controla. Otero le advierte; “mira a ver, el problema es que este hombre...Jose Antonio, que controla cuáles son vuestras”. “No, de Darro y Santofirme no conoce nada, pero de todas formas voy a hablar” con Nora a ver si hay otras mercantiles que poder utilizar, señala Muñiz.

“YA ME LLAMÓ PARA ADELANTARLE DINERO.... NI UN DURO, ASÍ ACELERAREMOS MÁS TODOS LOS PROCESOS... LE ESTUVE METIENDO CAÑA INDIRECTAMENTE A ÉL, PARA QUE DIGA AL PADRE QUE LE PONGA EN ORDEN A TODOS LOS DEMÁS”

El 27 de mayo es el gerente de Nora, Antonio Azorín, quien llama a Víctor Muñiz. Aunque no lo nombran directamente, los agentes entienden que por el contexto de la conversación que discuten sobre Ernesto Iglesias. Azorín dice que “me llamó para pedirme perras” pero que se opuso porque ya “la había adelantado muchísimo dinero”. Muñiz recalca que no hay que ceder “ni un duro, así acelerarán más todos los procesos”. “Ya le estuve metiendo caña indirectamente a él, para que diga al padre que le pongan en orden todos los demás”, confirma Azorín.

“ALGO HAY PORQUE PONEN DIFICULTADES... DEJAROS DE HABLAR Y QUE MANDEN UN ESCRITO JODER...YA ORGANICÉ QUE LOS CONTRATOS NO SUPEREN LOS 399.999 EUROS”

Muñiz telefonea al consejero el de 3 de junio, para quedar a comer al día siguiente. “Estoy hablando con la Universidad, algo hay porque ponen dificultades”, protesta Iglesias Riopedre. El empresario le dice que ha quedado a comer con el gerente de la Univerdiad porque éste le ha indicado que “esto no es para hablar por teléfono, creo que con esta mujer estamos perdiendo el tiempo”. El consejero repite que “la Begoña dice que no es posible y no es posible... como no haya una intervención seria por parte de la Universidad... ¡dejaros de hablar y que manden un escrito joder!”. El empresario queda en informarle mañana y le adelante que “ya organicé que los contratos nuevos no superen los 399.999 euros antes de la subvención”. “Vale, de acuerdo”, se despide el consejero.

“YO LES PUEDO DECIR QUE UNA INGENIERÍA NO ESTÁ PARA ATENDER AL FIU DEL CONSEJERO, PERO CON MARÍA JESÚS TENGO QUE SER MUY TRANSPARENTE.... (ERNESTO) ES LA FUENTE QUE NOS VA A CONSEGUIR MÁS VENTAS”

El gerente de Nora, Antonio Azorín, actualiza con Víctor Muñiz varios asuntos pendientes. Empiezan repasando un presupuesto, preparando la visita de una consejera a la caldera de geotermia de Infiesto, y analizando la estrategia de costes a aplicar de cara a futuros encargos. “Yo lo que trato por todos los medios es de que nos quede el mayor margen a nosotros, pero ser transparentes con ellos... les puedo decir que una ingeniería no está para atender al fiu del consejero, sino para ganar dinero, eso se lo puedo decir al consejero, pero con María Jesús tengo que ser muy transparente”, señala Muñiz, para aclarar cada concepto del presupuesto de geotermia. De cara a abaratar costes, Azorín recalca que “el único que podemos bajar es el de Ernesto”, que todos los materiales están comprados a precio de mercado, y sugiere en adelante no ir a instalaciones de geotermia al 100%, y recurrir a otras tecnologías que permitan abaratar la obra. Muñiz coincide en que hay que “dar un toque” a Ernesto para que baje sus tarifas, “prudentemente, porque es la fuente que nos va a conseguir más ventas”.

“QUE COJAN INFANTIL ISOLUX, QUE SIEMPRE ANDAN QUEJÁNDOSE DE QUE NO LES DAMOS NADA. LOS DE CONTRATAS IGLESIAS QUE COJAN SECUNDARIA Y NOS LOS QUITAMOS DE EN MEDIO.... EL EQUIPAMIENTO REPARTE SIEMPRE ENTRE IGRAFO Y PUMARÍN”

El consejero llama a su directora general, María Jesús Otero, el 20 de junio. Han sido las inundaciones que anegaron los centros educativos de Arriondas. Debaten sobre la situación y luego María Jesús le pregunta si tiene algunas empresas en las que haya pensando para encargar las obras. “Que cojan Infantil los de Isolux Corsan, que cojan primaria que siempre andan quejándose que no les damos nada; los de Contratas Iglesias que cojan lo de Secundaria, yo creo que así nos los quitamos de en medio”. La directora plantea darle “lo de comedor con maquinaria” a Almacenes Pumarín (APSA) a lo que el consejero le matiza: “El equipamiento reparte siempre entre Igrafo y Pumarín. Jueces de instrucción y fiscales han dado importancia a esta grabación; en su declaración en sede judicial, el consejero defiende que al tratarse de una obra de emergencia, le competía a él encargarla libremente.

“¿ES ESTUDIO PREVIO DEL CAMPOAMOR? NOS DIJERON QUE NO HABÍA DINERO...YA HABLO CON MARIA JESÚS PARA QUE TE LO HAGAN.... VALE, PERO LE DAMOS EL DINERO A ERNESTO Y QUE NO HAGA NADA... SI ESTA GENTE NOS DICE QUE HAY QUE HACERLO, LO HACEMOS, AUNQUE SEA FALSO”

Víctor Muñiz recibe en la sobremesa del 23 de junio una llamada de Azorín. El primero le relata que hoy trató con el consejero “el estudio previo del Campoamor. ¿Lo tienes hecho?”. Azorín recuerda que le habían indicado que no había dinero para ese centro. “Tengo que hablar con María Jesús Otero para que te hagan el Campoamor”, sentencia Muñiz. El gerente de Nora advierte que al lado del centro está el Calderón, centro para el que ya habían realizado los sondeos. “A tí si el consejero te pide que hagas un estudio, lo haces”, replica Muñiz. “Vale, pero le damos el dinero a Ernesto y que no haga nada, y que por lo menos gane el 100% del tema” propone Azorín. “Mejor, mejor, pero si esta gente nos dice que hay que hacerlo, lo hacemos, aunque sea falso”, concluye el socio de Igrafo.

“YA HABLÉ CON TU PADRE QUE EL DINERO, QUE NO SE SI SON 17 O 18.000 EUROS, LOS VOY A SACAR DE MI CUENTA Y VAMOS A IR AL BANCO PORQUE TIENES QUE INGRESARLO TU... LE DIJE QUE PARA QUE AL RAPAZ PUEDAN CUADRARLE LOS NÚMEROS, NECESITAMOS DOS O TRES COMO INFIESTO”

Ernesto Iglesias llama el 24 de junio a Muñiz. El empresario de Igrafo pregunta que cuándo va a venir a Oviedo, que en su día le hizo una factura que corresponde a una parte de lo que su empresa hizo en Santiago de Compostela, donde el hijo del consejero tiene la nave y la maquinaria de Geogal. La factura sigue sin pagar “y en algún momento que te pasen una inspección puedes tener problemas”. Como solución, “yo ya hablé con tu padre que el dinero, que son 17 o 18.000 euros, lo voy a sacar yo de mi cuenta y vamos a ir al banco, porque no puedo ingresarlo yo como Geogal, tienes que ingresarlo tu”. Ernesto se interesa por la evolución del negocio, y pregunta si hay perspectivas de encargos fuera de Asturias. “Yo lo comenté el otro día con tu padre, 'mira, para que al rapaz puedan cuadrarle los números, necesitamos dos instalaciones como Infiesto”, indica Muñiz.

“YA LES DIJE QUE TE PIDIERAN A TÍ Y A PUMARÍN LO DE ARRIONDAS.... HACE FALTA HACER POCOS SONDEOS, PERO BIEN PAGADOS”

El 30 de junio consejero llama a Víctor Muñiz, y le transmite que ha dado orden de que el material de Arriondas se lo pidan a él y a Almacenes Pumarín. Además le anticipa que los sondeos de geotermia que Nora subcontrataba a su hijo no se podrán hacer en el Campoamor “porque es lo mismo que el Calderón. Hace falta hacer pocos sondeos, pocos, pero bien padados”. Iglesias Riopedre anticipa además que tras revisar los presupuestos, hay dinero reservado a geotermia que se va a poder ahorrar, gracias a las subvenciones que priman las obras, por ello ordena al empresario que empiece a realizar un estudio previo para el centro de Grado, que inicialmente no estaba previsto. “Empezar con ese rollo y a ver lo que sale”.

“ESTÁ EL CONSEJERO DESATAU, DESMADRAU.... ¿TENEMOS ALGUNA FORMA DE QUE EL CHAVAL COBRE?”

La directora general María Jesús Otero telefonea a Víctor Muñiz el 2 de julio y le indica los trámites que tiene que hacer un aspirante para lograr plaza. Después le confía que el consejero “está desesperado por el tema de los 200.000 euros”. “Que quiere cobrar el hijo”, responde el empresario. “Sí, ¿tenemos alguna forma de pagarle?”, solicita la directora general. “Está desatau, desmadrau”, insiste. “Siempre hay alguna forma”, indica Muñiz, quien en todo caso recuerda que ya había quedado con Ernesto para darle los 17.000 euros pero que el propio hijo del consejero había pospuesto la cita porque tenía previsto marcharse de vacaciones a Holanda.

“¿CUÁNDO PODÉIS ENCARGAR EL ESTUDIO PREVIO DE GRADO? ERNESTO ESTÁ FUERA.... YA AVISO YO AL PAISANO Y MANDA LA MÁQUINA”

Riopedre pregunta el 5 de julio a Víctor Muñiz de nuevo que cuándo puede encargar el estudio previo de Grado. El empresario le admite que ya han presentado las ofertas “y no vamos a esperar a que nos las autoricen, porque están autorizadas de palabra”. El empresario comenta como inconveniente que cree que Ernesto, el hijo del consejero, “creo que marcha unos días de descanso”. El consejero responde que tranquilo, que le avise a él mismo, que “ya aviso al paisano con la máquina”.