Saavedra: «No tengo competencia ni para contratar ni para nada. Mi imagen se vio dañada»

Soledad Saavedra, a su llegada a la Audiencia Provincial. /
Soledad Saavedra, a su llegada a la Audiencia Provincial.

Designada en febrero del 2000 como jefa del área de Formación Profesional en el Instituto Adolfo Posada, la esposa de Vicente Álvarez Areces comparece en el juicio del 'caso Renedo' pese a que su citación es producto de un «error». «Pedí recurso de amparo porque me encuentro en una situación de indefensión total», ha dicho ante el juez

EUROPA PRESS

Soledad Saavedra, esposa del expresidente del Principado y actual senador, Vicente Álvarez Areces, ha comparecido este lunes como testigo en una nueva sesión del juicio del denominado 'caso Renedo'. Saavedra, que en el año 2000 fue designada jefa del área de Formación Profesional en el Instituto Adolfo Posada, ha manifestado ante el tribunal que entre las funciones del Servicio de Formación no incluye en ningún caso las competencias de contratación.

"El único órgano que tiene competencias de contratación es la Dirección", ha indicado Saavedra, que se ha referido al informe erróneo remitido por la Intervención General a Fiscalía y ha indicado que a raíz del mismo tuvo que pedir recurso de amparo a la consejería "por todo lo que estaba pasando y saliendo en los medios". "Me parecía una indefensión total", ha indicado.

Saavedra ha sido llamada a declarar a petición de la defensa de uno de los empresarios acusados en la trama, Víctor Manuel Muñiz, de Igrafo, después de que el Principado remitiese a Fiscalía información "errónea" sobre el Adolfo Posada en la que se asignaba a este centro un gasto de 11,4 millones de euros, el cual no fue admitido.

Conocido dicho informe la propia Intervención General del Principado comunicó la existencia de un error en la atribución del código gestor de bienes e inmuebles del Instituto Adolfo Posada en la documentación aportada en el juicio, por lo que no es atribuible a este centro el gasto de 11,49 millones de euros en la adquisición de mobiliario de 2006 a 2009. La cifra real, según informó el Principado a través de un comunicado de prensa, sería de 249.313,08 euros.

"Yo no soy contable ni trabajo en la Intervención, yo soy docente y mi función es pedagógica y de eso le puedo hablar", ha insistido Saavedra, que ha reiterado que no es la persona adecuada para hablar de contabilidad. "Quien tenga que ser la persona competente que tenga responsabilidad para hacerlo deberá responderle", ha manifestado Soledad Saavedra, ante las insistentes preguntas del letrado de la defensa de Víctor Muñiz sobre los datos del informe remitido a la Fiscalía.

En este sentido Soledad Saavedra ha reiterado en diversas ocasiones que su servicio no contrata y el control financiero de su servicio depende de la Dirección del Instituto y de la Secretaría General Técnica. Así ha indicado que conoce el informe de la Intervención a través de la prensa. Además ha querido dejar claro que ha declarado como funcionaria y no como esposa del ex presidente, Vicente Álvarez Areces.

La esposa de Álvarez Areces ha sido la última de las testigos en prestar declaración en el juicio que continúa con la declaración de los peritos y práctica de pruebas periciales.

 

Fotos

Vídeos