«Está bien conservar las lenguas que se usan, pero no es el caso del asturiano»

Eduardo Díaz. /
Eduardo Díaz.

Es portavoz de un grupo de padres que reclama a la consejera de Educación «que no se imponga la enseñanza del bable»

MIGUEL ROJO GIJÓN.

Eduardo Díaz es de Oviedo y tiene una hija de ocho años. Preferiría tener más opciones además del asturiano o la cultura asturiana cuando su hija empiece las clases en septiembre.

¿Cuál es su postura ante el nuevo currículum de Primaria con respecto a la enseñanza del asturiano?

Según el Estatuto de Autonomía, la lengua asturiana no se puede imponer, debe ser una optativa. Sin embargo, han sacado otro perro con el mismo collar, que es la Cultura Asturiana, cuyos contenidos deberían estar ya presentes de forma transversal en otras asignaturas relativas a ciencias sociales, ciencias naturales, literatura... Sin embargo se olvidan de la recomendación de la LOMCE, que apuesta porque exista una segunda lengua extranjera o incluso una tercera.

¿Por qué cree que no introducen esa segunda lengua extranjera?

Ellos dicen que supone un coste, y yo asumo que será el de contratar a profesores de francés o alemán. En realidad, los que ya había siguen en la educación, pero no están dando clase de la que es su especialidad. Están dando Educación Física, Matemáticas... Lo que sí hay es una gran bolsa de interinos de bable que quiere acceder al sistema.

¿Se oponen entonces a que se enseñe el asturiano o la cultura asturiana en Primaria?

Nosotros no nos oponemos, pero pedimos que la pongan junto a otras optativas. Entonces se verá cuánta gente quiere que se dé asturiano y cuánta no. Porque si la otra opción es Cultura Asturiana, supongo que la escogerán la mayoría. Además, el PSOE, en su programa, dice que velará por las minorías culturales. Si es cierto que los que quieren dar asturiano son una mayoría, deberían velar entonces por nosotros, que pedimos que nuestros hijos puedan estudiar francés, alemán o cualquier otro idioma que les permita tener más opciones en el mundo laboral antes que uno que no les servirá para nada.

¿Entiende a los que piden que el asturiano se enseñe de forma obligatoria en las escuelas o a los que reclaman que sea oficial?

Personalmente no conozco a nadie que hable bable. En el pueblo, cuando era niño, se hablaba otra cosa totalmente diferente a lo que enseñan. También podrían pedir que se enseñase el esperanto. Yo creo que está bien conservar las lenguas que se usan, pero no creo que sea el caso del asturiano. Por supuesto, la opción es legal y hay que respetar a los que quieren enseñárselo a su hijo, pero yo prefiero que los míos tengan una opción que les pueda servir para algo en el futuro.

¿Qué pediría a la consejera de Educación para el próximo curso?

Estamos abiertos a una reunión con ella, pero nos gustaría que estuviese el presidente del Principado, Javier Fernández. Queremos que haya alguien con autoridad que nos escuche, porque al parecer la consejera, aunque nos oye y sabe que a muchos padres no nos convence, no piensa cambiar nada. Solo queremos tener más opciones de asignaturas, tal y como contempla la LOMCE, que permite ofertar otras materias.