Locura por 'La traviata'

Ermonela Jaho, una de las soprano que participan en 'La traviata' que ofrecerá el Real. /
Ermonela Jaho, una de las soprano que participan en 'La traviata' que ofrecerá el Real.

El Real agota el papel para las dieciséis representaciones que ofrece de la popular ópera de Verdi

MIGUEL LORENCIMadrid

Apenas quedan entradas para las dieciséis representaciones que el Teatro Real ofrece de 'La traviata' a partir del próximo lunes. La ópera más popular y emotiva de Guiseppe Verdi (1813-1901), las más representada del mundo, hace honor a su mítica popularidad y desata la 'traviatamanía'. Llega al coliseo lírico en una coproducción del Real con el Gran Teatre del Liceu de Barcelona, la Scottish Opera de Glasgow y la Welsh National Opera de Cardiff, teatros donde este montaje ya se ha presentado.

Es una producción sobria e intimista que renuncia al impostado boato de los palacios y apuesta por adecuar su escenografía a la modestia de los espacios en los que transcurrió la desgraciada y conmovedora historia de amor entre la cortesana Voiletta Valèry y Alfredo Germont.

Tres repartos se alternarán en la interpretación de esta esperadísima 'traviata' que alzará el telón del Real casi veinte veces entre el 20 de abril y el 9 de mayo con tres 'exóticas' sopranos como cabezas de cartel para dar voz y vida a Violeta Valéry, la extravida, la perdida y enferma cortesana basada en el personaje creado por Alejandro Dumas hijo para 'La dama de las camelias'. Son la albanesa Ermonela Jaho, la moldava Irina Lungu y la rusa Venera Gimadieva. "Tres grandes sopranos sobradas de técnica y sentimiento" según Joan Matabosch, director artístico del Real.

Estuvo anunciada la presencia de Patrizia Ciofi, pero la soprano italiana ha cancelado su participación en la ópera debido a un reajuste en su calendario artístico. Completan el trío protagonista los tenores Francesco Demuro, Antonio Gandía y Teodor Ilinci, en el papel de Alfredo Germont, y los barítonos Juan Jesús Rodríguez, Ángel Ódena, Leo Nucci, en el rol de Giorgio Germont, en su feliz regreso al Real.

El maestro italiano Renato Palumbo, experto director verdiano, toma la batuta y estará al frente del Coro y Orquesta titulares del Teatro Real. Vuelve a dirigir una opera "única, maravillosa, plena de significados, aparentemente simple pero muy compleja con la que he crecido".

El reconocido director escocés David McVicar es el responsable de la puesta en escena, con escenografía y figurines de Tanya McCallin. La producción "busca deliberadamente despojar 'La traviata' de elementos decorativos superfluos, ambientando la obra en su época pero dentro de una secuencia sombría con espacios pequeños y asfixiantes". Así lo explica MacVicar, que visitó los distintos escenarios reales que aún existen de la novela original de Dumas y se sorprendió "por la intimidad del mundo" en el que se instaló Rose Alphonsine Plessis (1824-1847), la famosa cortesana conocida como Marie Duplessis, muerta de tuberculosis con solo 23 años y que inspiró al escritor francés. Hace notar McVicar que las mujeres de este drama "no son condesas ni duquesas, sino cortesanas, actrices, bailarinas y sirvientas: sombrereras, costureras, doncellas y alcahuetas" y que "no se puede encontrar a ninguna mujer respetable en las fiestas de Violetta". "Al igual que su corta vida, las opciones de Violetta son pocas y limitadas. La certeza de su muerte está ya escrita en el escueto epitafio de su tumba" rememora el escenógrafo de una piaza que rana ante la tumba de la lujuriosa Violetta.

Escrita tras 'Rigoletto' (1851) e 'Il trovatore' (1853), 'La traviata' (1853) es el título que más expectación ha levantado esta temporada en el Real y la ópera de más éxito en los teatros líricos del mundo. Será la estrella de las actividades de la Semana de la Ópera del teatro, que incluye la retransmisión en directo de la función del 8 de mayo en museos, centros culturales, auditorios, plazas y diferentes espacios de Madrid y de otras ciudades españolas como Vitoria, Granada, Sevilla, Pamplona o Segovia.

La representación podrá seguirse en todo el mundo gratuitamente a través de Palco Digital los días 7 y 8 de mayo, coincidiendo con los Días Europeos de la Ópera y la Conferencia Internacional de Ópera Europa que traerá al Teatro Real a representantes de cerca de 150 teatros y festivales líricos de más de 40 países. La función del 8 de mayo podrá seguirse además de en la pantalla gigante de la Plaza de Oriente en museos como el Prado, Reina Sofía, Thyssen-Bornemisza, Cento Cultural Conde Duque, las fundaciones Canal y Giner de los Ríos y el Instituto Italiano.