El Gobierno tendrá que detallar qué papeles de Asturias se llevaron los catalanes de Salamanca

El investigador Policarpo Sánchez, en la hemeroteca de  EL COMERCIO, en una de sus últimas visitas a Asturias  . /
El investigador Policarpo Sánchez, en la hemeroteca de EL COMERCIO, en una de sus últimas visitas a Asturias .

El juez que lleva la demanda de Salvar el Archivo exige al Ministerio la lista completa, las pruebas documentales que motivaron su traslado y las actas de las comisiones en las que se aprobó

MIGUEL ROJO GIJÓN.

Lo que el presidente de la Asociación Salvar el Archivo lleva reclamando más de cuatro años y siempre le había sido denegado, ahora es un juez quien se lo exige al Ministerio de Cultura. Un auto del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, dentro de la investigación abierta a raíz de las demandas planteadas por este investigador salmantino para denunciar la ilegalidad del traslado de documentación desde el Archivo Estatal de Salamanca a Cataluña, exige al Gobierno central que detalle qué papeles se llevaron los catalanes del archivo. Entre ellos, tal y como viene denunciado este periódico, se encuentran multitud de documentos pertenecientes al PSOE asturiano, a particulares que nada tienen que ver con Cataluña y al propio Gobierno asturiano. «Este auto me da la razón y pide al Gobierno que entregue algo que yo sé que no tiene, y es por eso por lo que siempre se han negado a hacerlo», explica Sánchez.

Porque ahí está la clave que puede dar un vuelco a la investigación judicial y provocar, finalmente, que el juez obligue a devolver toda la documentación trasladada desde el Archivo de Salamanca. Porque lo que ordena el juzgado que se le facilite es la relación completa de documentos, pero también «las pruebas documentales que justifican el envío de cada uno de esos documentos». Algo que, denuncia Sánchez, «nunca se ha hecho». Porque los expertos catalanes, denuncia, «se lo llevaron todo, lo que quisieron, sin que el Ministerio de Cultura realizase ningún tipo de control». Reclama también el juez «certificación de que existe en Salamanca copia compulsada de cada uno de los documentos trasladados», algo que, nuevamente, no se hizo. «Sólo copiaron algunos documentos de todos los que se llevaron, pero ninguna de esas copias fue compulsada», detalla Policarpo Sánchez. Por último, también se reclaman las actas de la Comisión Mixta conformada por dos miembros del Gobierno Central y dos de la Generalitat de Cataluña en las que se tomaron todas estas decisiones. Y ahí, apunta Sánchez, «se verá quiénes son responsables de todas las irregularidades que el juez observe en toda esta chapuza, realizada por motivos políticos y sin ninguna base científica».

De hecho, Sánchez reclamó ayer al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, «la fulminante destitución de Severiano Hernández, director general de Archivos Estatales tanto con Zapatero como con el PP, que además es uno de los dos miembros que siempre han estado en la Comisión Mixta por parte del Gobierno». Denuncia Sánchez que «representa todo lo que la Administración no debería ser: falta de transparencia, oscurantismo, mentiras, sacar provecho de un cargo para ocultar sus propios errores... y sobre todo, buscar su propio beneficio en vez del de sus administrados, que son todos los españoles». Advierte el presidente de Salvar el Archivo que «en un momento delicado con Cataluña, que Rajoy se encuentre encima de la mesa un auto judicial reclamando la devolución de los documentos, sería un golpe del que quizás no se pudiese recuperar».

Otra victoria de Sánchez, esta vez en el campo político, ha sido la declaración institucional de las Cortes de Castilla y León con el apoyo unánime de todos los grupos -PP, PSOE, Podemos, Ciudadanos, IU y Unión del Pueblo Leonés-, tal y como sucediera en Asturias, donde también por unanimidad se reclamó desde la Junta General al Gobierno catalán que devuelva la documentación que mantiene indebidamente en su poder. Otra baza de Policarpo Sánchez, explicó, es el apoyo de Foro Asturias. «Tras hablar con Rosa Domínguez de Posada, elegida senadora por Asturias, sé que tengo su apoyo y el de Isidro Martínez Oblanca en el Congreso para que nuestra reclamación tenga voz también en Madrid».