Un universo de color y fantasía

Un universo de color y fantasía

La imaginación vuela libre estos días en Metrópoli gracias a la Cómic Con, donde cada vez hay un público más variado a la caza de autores y productos

La ciencia ficción es la esencia del último fin de semana de Metrópoli, el festival que mañana despide su tercera edición tras diez días de incesante actividad en el recinto ferial Luis Adaro de Gijón. La Cómic Con pone en juego un mundo en donde la línea que separa la realidad de la ficción apenas se hace visible y eso es, precisamente, lo que más aprecia el público asistente. Esta variedad en el programa se contagia a los presentes, porque aunque el público adolescente sigue siendo el que con más diligencia acude estos días a Metrópoli, ya no es el único que se interesa por los comics, la televisión y el anime. El familiar comienza a apreciar que el segundo fin de semana de actividad se consagre a la temática 'friki' y la prueba está en las largas colas que alcanzaban la entrada del Museo del Pueblo de Asturias ayer poco antes de la apertura oficial de puertas de las 17 horas -hoy y mañana las actividades comienzan a las 11 horas-.

El mundo 'cosplay', es decir, la moda consistente en caracterizarse a imagen y semejanza de un personaje de ficción, las conferencias de los invitados pertenecientes a la industria del cómic, el humor de Loulogio y la música tributo a U2 fueron los grandes atractivos de un viernes intenso, potenciado por un cielo que amenazaba lluvia aunque no llegó a descargar.

No era raro pasear por el recinto ferial y coincidir con el mismísimo Darth Maul, de 'Star Wars', o con superhéroes de la talla de Thor. Unos, buscaron al artista Salva Espín para compartir los pormenores de Deadpool; otros, preferían aprender cómo la 'cosplayer' inglesa Tabitha Lyons fabricaba armaduras para sus caracterizaciones; y todos coincidían en pasarse por la zona de mercado para adquirir láminas de sus personajes favoritos, figuras o elementos con los que dar más realismo aún a su indumentaria.

La zona de videojuegos y de juegos de rol, con nuevos títulos, registraban gran afluencia, especialmente, cuando se trataba de dispositivos que difícilmente se pueden encontrar en el hogar., como las Oculus Rift, unas gafas de realidad virtual, y los Roboticars, con un circuito al estilo Scalextric, en el que los coches se mueven gracias a dispositivos táctiles.

Una de las grandes novedades de esta edición de Metrópoli, el espacio reservado a los perros Mimuso World, está siendo bien rentabilizado por los dueños, que ven en él una «oportunidad para disfrutar tranquilamente del programa», dice Tomás Cuesta.

 

Fotos

Vídeos