Reina del Jovellanos

Varias imágenes del espectáculo.                                                                                                    :: CITOULA/PETEIRO/
Varias imágenes del espectáculo. :: CITOULA/PETEIRO

Ovación de gala para 'Priscilla' en el estreno del musical que se asienta en la ciudad hasta al día 15 con un total de 14 funciones

PABLO ANTÓN MARÍN ESTRADA

El musical 'Priscilla, reina del desierto' inundó ayer en su estreno en Gijón las tablas del Teatro Jovellanos de una auténtica mareona de luz, sonido, color y sobre todo diversión a raudales, bajo los ritmos bailables de la música disco. Una espectacular puesta en escena y un elenco compuesto de cuarenta artistas dieron forma a este viaje de un grupo de 'drag queen' por las rutas desérticas de Australia y que antes de subirse a los escenarios en Londres fue una aclamada 'road movie' cinematográfica. El escenario apareció convertido en una sala de baile de los años setenta, en la que no faltaba una bola giratoria de espejuelos al abrirse el telón. Tres glamurosas 'drag' descendieron a los sones de 'It's Raining Men' (el aleluya de las discos) y la fiesta comenzó. El público entró en ella desde el primer momento, dejándose llevar por el viaje de 'Priscilla' (el autobús, presente al fondo del escenario) y el ritmo de temazos como 'What's Love Got to do With It' de Tina Turner o el 'Go West' de The Village People.

La función que se podrá ver en el coliseo gijones hasta el próximo 15 de agosto, sigue prácticamente al dedillo el libreto del espectáculo creado por los británicos Stephan Elliott y Allan Scott para Londres, así como su escenografía original. El estreno de ayer marca el inicio del musical por diferentes ciudades españolas, tras su paso por la cartelera de Madrid y Barcelona.

La banda sonora tiene un especial protagonismo y las canciones marcan el desarrollo de la trama, a la vez que ilustran los distintos estados de ánimo por los que pasan los personajes. El estreno de ayer llenó el Jovellanos y, durante más de dos horas y media de fiesta, los espectadores disfrutaron del viaje -hubo algunos que acabaron bailando en el escenario cogidos de las manos de los protagonistas-, acompañando los demás con sus palmas temazos como 'I Will Survive', de Gloria Gaynor, uno de los momentos más animados del espectáculo. Diversión sin freno, aplausos tras cada número, ovaciones... El éxito fue total, y aún quedan 12 funciones y otra más -por eso de si hay supersticiosos- hasta el día 15. La fiesta disco de la Semana Grande, a toda máquina.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos