'Realidad y símbolo' o la pregunta del arte

Uno de los ensayos de la obra 'Prótesis discursiva', que hoy presenta David Ferrando Giraut en Laboral Centro de Arte. /
Uno de los ensayos de la obra 'Prótesis discursiva', que hoy presenta David Ferrando Giraut en Laboral Centro de Arte.

La muestra, que cuenta con el respaldo de la Consejería de Cultura, reúne a 16 artistas que se expresan con la escultura y el dibujo

PACHÉ MERAYO GIJÓN.

DKV vuelve a elegir Asturias para mostrar sus colecciones. Pero esta vez no lo hace en solitario, como el año pasado y en cuatro escenarios a la vez, sino en uno solo, la sala Banco Herrero de Oviedo, a cuyas paredes acude con un compañero de viaje, la Fundación Sabadell. La primera aporta al encuentro, que abre hoy sus puertas, sus extraordinario fondo de dibujos. Una colección que tiene corpus propio dentro del gran conjunto que habla los lenguajes de la pintura y la fotografía. La segunda, la Fundación Sabadell, pone a la cita una parte selecta de su serie escultórica. La unión de ambas instituciones se consolida en una muestra colectiva y conjunta que, titulada 'Realidad y símbolo', se interroga desde la primera a la última pieza, por el arte mismo, siempre en constante búsqueda de respuestas sobre sus límites y su sentido y significado.

Comisariada por la especialista en historia del arte Alicia Ventura, la nueva cita ovetense contará con las propuestas de Sol Lewitt, Elena Asins, Ester Ferrer, Jordi Colomer, Sergi Aguilar, Guillermo Mora, Gregorio González, Manuel Blázquez, Robert Ryman y Patricia Dauder, Karmelo Bermejo, Ignacio Uriarte y el equipo integrado por Jasmina Llobet y Luis Fernández Pons. Y mientras todos ellos se dejan mirar en la calle de Suárez de la Riva, David Ferrando, el artista becado con la DKV-Alvarez Margaride, hará lo propio en Gijón, con la pieza gestada durante los últimos dos meses en Laboral Centro de Arte y Creación Industrial, periodo de producción que otorga la citada beca.

Tanto la colección de arte DKV, integrada por cerca de 300 piezas, a las que se suma un centenar de dibujos, como la Sabadell, lo que pretenden con esta exposición es subrayar cara al público su apuesta «por una línea de trabajo que representa y hace entender el arte de nuestros días». De hecho, esta reunión de talentos artísticos, es un espejo del universo creativo de este siglo XXI.