Arte en constante movimiento

David Ferrando Girault posa con la pieza multidisciplinar fruto de la Beca DKV y expuesta desde ayer en Laboral Centro de Arte. /
David Ferrando Girault posa con la pieza multidisciplinar fruto de la Beca DKV y expuesta desde ayer en Laboral Centro de Arte.

Laboral y la Sala Herrero suman activos de las colecciones DKV y Sabadell

P. MERAYO GIJÓN/OVIEDO.

En Oviedo, 16 artistas. La mitad integrados en la colección DKV, en el corpus dedicado con exclusividad al dibujo, y la otra reunida por la Fundación Sabadell, que abre para esta causa su fondo escultórico. Entre todos, seleccionados por Alicia Ventura, muestran desde ayer en la sala Banco Herrero-Sabadell hacia dónde mira el arte contemporáneo y qué interrogaciones se hace en sus formas e intenciones. Ese arte que está en constante movimiento, como demuestra, ya en Gijón, la pieza performativa 'Prótesis discursiva (una conversación alquímica)' del ganador de la beca DKV-Álvarez Margaride, David Ferrando Girault, que ocupa también desde ayer una de las enormes salas de Laboral Centro de Arte. Allí se pueden escuchar las conversaciones cruzadas de varios especialistas en diferentes disciplinas, desde la oceanografía a la filosofía o la ciencia, pasando por la historia o la economía, vertidas en cuatro altavoces «escultóricos».

Sus voces suenan de telón de fondo mientras se atiende a un mural audiovisual por el que pasan objetos relacionados con los cuatro elementos, aire (enmarcado en amarillo), agua (azul), tierra (verde) y fuego (rojo), o se observa una pieza titulada 'Amanecer'. Ésta, que funciona, como cada una de las partes del proyecto, de forma individual, nos sitúa ante un personaje animado digitalmente, con «cuerpo homínido preindustrial», que recita en orden cronológico una lista de avances tecnológicos relevantes para el desarrollo humano.

Las dos exposiciones, unidas por el interés cultural de la firma de seguros, fueron inauguradas consecutivamente. Primero la de Gijón, con la participación activa del artista, que explicó cómo su obra quiere cuestionar la «difícil relación entre investigación científica y procesos de toma de decisiones políticas, en un momento en el que es imposible seguir ignorando el impacto que el hombre ha tenido sobre el planeta».

Después, la de Oviedo, a la que acudió la consejera de Cultura, Ana González, que con Josep Oliu Creus, presidente de Banco Sabadell, y Javier Vega de Seoane, de DKV, recorrieron las propuestas de los invitados a contar el arte en movimiento del siglo que vivimos o, lo que es lo mismo, las obras de Sol Lewitt, Elena Asins, Ester Ferrer, Jordi Colomer, Sergi Aguilar, Guillermo Mora, Gregorio González, Manuel Blázquez, Robert Ryman y Patricia Dauder, Karmelo Bermejo, Ignacio Uriarte y el equipo integrado por Jasmina Llobet y Luis Fernández Pons.