El blanco y negro de Sofía Santaclara llega a Madrid

Una de las imágenes de Sofía Santa Clara que podrán verse desde mañana en Madrid./
Una de las imágenes de Sofía Santa Clara que podrán verse desde mañana en Madrid.

En parte, la seducción y el encanto de estas imágenes procede de su denso sustrato cultural, en el que se rastrean los ecos de grandes fotógrafos (Kertesz, Cunningham o Yamamoto, entre otros)

M. ROJO GIJÓN.

Son «poemas del cuerpo y de la piel que se desnudan ante la cámara y la miran fijamente». Así definen desde la galería Espaciofoto (en la calle de Viriato 53 de Madrid)la obra de Sofía Santaclara (Oviedo, 1970). Será ella quien desde este jueves y hasta el próximo 31 de octubre ocupe sus paredes con la colección 'Astígmata', con 19 fotografías en blanco y negro. Imágenes que reflejan el mundo interior de la artista y de los modelos que observan desde el otro lado de la cámara. Los ojos de astígmata y las córneas deformadas de la fotógrafa asturiana le regalan refracciones e ilusiones ópticas ambiguas y distorsionadas que ella trata después de reflejar en su trabajo. Una forma diferente de ver las cosas. De alguna manera, para hallar la forma deseada y crear su propia narrativa, la artista ha querido buscar la pérdida del contorno, hallar su propia luz.

En parte, la seducción y el encanto de estas imágenes procede de su denso sustrato cultural, en el que se rastrean los ecos de grandes fotógrafos (Kertesz, Cunningham o Yamamoto, entre otros). Santaclara juega con las formas del surrealismo y debe ciertos gestos -así como la sensación de movimiento- a su otra gran pasión, la danza.