Instantes de Nepal en femenino

Cada uno de los ladrillos que esta mujer nepalí carga en su cesta pesa casi tres kilos. Mientras, los hombres descansan y uno de ellos bosteza con total tranquilidad. /
Cada uno de los ladrillos que esta mujer nepalí carga en su cesta pesa casi tres kilos. Mientras, los hombres descansan y uno de ellos bosteza con total tranquilidad.

Una exposición de fotos de Armando Menéndez muestra en el Antiguo Instituto el día a día de las mujeres tras el terremoto

M. F. ANTUÑA GIJÓN.

'El papel de la mujer en la reconstrucción de Nepal' es el título de la exposición que desde el 3 de diciembre cuelga de las paredes del Centro de Cultura Antiguo Instituto de Gijón. Son setenta fotos de gran formato todas ellas disparadas por el médico gijonés Armando Menéndez, que desde su fundación, DAF, lleva años trabajando en India, Nepal y Bután.

Nepal emerge con voz propia en esta exposición con ánimo reivindicativo pero también con altas de dosis de esperanza. En realidad, la Fundación DAF, que trabaja desde 2004 en India, donde cuenta con orfanatos y colegios, llegó en auxilio del pueblo nepalí en septiembre de 2014. Su objetivo, como detalla Armando Menéndez, era construir casas de acogida para las niñas que escapan del tráfico humano que se produce entre India y Nepal. «Se calcula que unas cien mil prostitutas de India son nepalíes», revela Menéndez, que tilda la situación de auténtica esclavitud para las chicas, que son compradas por los traficantes a sus familias. Pero aquel proyecto se topó en su camino con el trágico terremoto de abril de este mismo año. «Abrimos una oficina de representación allí y cuando nos poníamos a contratar personal, ocurrió el terremoto, y lógicamente lo más importante era ayudar a las víctimas», detalla Álvarez. Khokana, el pueblo donde se iban a construir las casas de acogida, quedó destruido y se optó por levantar 200 viviendas refugio de chapa y tubo de acero para alojar a las familias damnificadas.

La urgencia del momento provocó un cambio de planes, pero le dio la oportunidad a Armando de retratar la vida de esas mujeres nepalíes que se revelan en la exposición como fuertes, trabajadoras y protagonistas del cambio social y cultural que está viviendo el país. Es también la exposición un querer liderar la rebelión contra ese trabajo desmesurado que a veces ejecutan ante los brazos cruzados (vease la fotografía de la derecha de estas líneas) y la mirada aburrida y anestesiada de los hombres. «Es una salvajada, la mujer nepalí está desescombrando los templos y las plazas, en el hogar, en los arrozales, con los niños...», señala Armando Menéndez, para quien la muestra de Gijón, que luego viajará a Oviedo y Avilés y a otras localidades asturianas, es un homenaje a ese esfuerzo.

Aunque ya se halla abierta al público, hoy se presentarán la exposición y los proyectos vinculados a la Fundación DAF en un acto en el salón de actos del Centro de Cultura Antiguo Instituto. Será a las 19.30 horas y asistirá la directora de la Agencia Asturiana de Cooperación, Gimena Llamedo. Junto a ella, Armando Menéndez y representantes de diferentes empresas que han colaborado en la exposición y en los proyectos de DAF.