Fallece en Gijón a los 88 años el pintor Alfredo Enguix

Retratista de prestigio y reconocido como uno de los mejores pintores del mundo animal, participó en cientos de exposiciones individuales y colectivas del mundo entero

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Sus caballos, asnos y toros le dieron fama internacional, pero además Alfredo Enguix se consolidó como reconocido retratista a través de los encargos de numerosas instituciones que acudían al pintor madrileño, afincado en Asturias, para inmortalizar en lienzos las almas de los personajes homenajeados. Así, hasta en catorce ocasiones firmó retratos de don Juan Carlos, rey Emérito, además de haber retratado a Felipe VI, cuando era Príncipe de Asturias, y a otras muchas personalidades. Ayer Alfredo Enguix fallecía en Gijón, a los 88 años de edad, ciudad en que había instalado su último estudio de pintura y su domicilio.

Nacido en el Madrid de 1930, con 27 años se desplazó a esta tierra donde podía pintar más cerca de la naturaleza y de los animales, sobre todo, de los caballos, cuya silueta y musculatura nunca se cansó de plasmar en colores y carboncillos. De los equinos vivió fundamentalmente este pintor, que llegó a retratar la yeguada de la familia real Árabe, así como los caballos del exalcalde de Oviedo Gabino de Lorenzo. Enguix participó en centenares de exposiciones colectivas e individuales en todo el país, pero también en Europa y Estados Unidos. Por la destacada belleza de sus caballos y su dedicación a este animal como motivo de toda su obra perteneció a la American Academy of Equine Art, siendo el único pintor español en esta institución.

Alfredo Enguix, hombre de gran sentido del humor y muy querido, deja viuda y tres hijos que ayer fueron arropados por numerosas personas en el Tanatorio Gijón Cabueñes. Su funeral será oficiado a las cinco de la tarde en la iglesia de los Capuchinos el lunes.

 

Fotos

Vídeos