Alicia del Río agita luz y color para dar vida a las 'Figures' que expone en Gijón

Una de las imágenes. / XXX
Una de las imágenes. / XXX

La hija de Javier del Río presenta su obra más reciente y figurativa en el Centro Municipal de El Coto hasta el 25 de julio

SARA PÉREZGIJÓN.

El color invade nuevamente la ciudad gijonesa dela mano de Alicia del Río -hija del famoso pintor Javier del Río-, quien vuelve a ocupar paredes en su ciudad natal para presentar 'Figures', una nueva exposición de pintura, esta vez en el Centro Municipal Integrado de El Coto. Estará abierta al público hasta el 25 de julio.

Después de otros proyectos anteriores como 'Utopía' o 'Solitarios', en su nueva propuesta artística se observa cómo sus pinturas se caracterizan de nuevo por el uso de colores vivos y llamativos, aunque en esta ocasión la figuración tiene una presencia más importante. No importa ni el estilo, ni el paisaje, objeto o personaje que utilice Del Río para tratar de dar rienda suelta a su discurso optimista, siempre sale a relucir un constante juego entre las luces y las tonalidades, que cobran una gran importancia a lo largo de su creación artística. Sus viajes, los sitios y las personas -sobre todo, las mujeres- y su visión del mundo han dejado una huella en ella que ha ido plasmando en sus composiciones, una gran influencia en ella como lo ha sido su padre, Javier del Río. «Hay puntos y pinceladas en las que se puede ver su influencia en mí, aunque yo aporto mi toque personal», afirma.

En este caso, Alicia del Río busca la expresión de toda su creatividad con una serie de obras al óleo y acríclico donde aparece toda una serie de personajes complejos y contradictorios en un mundo absurdo donde prima la magia, el circo, el cine, la fama, el glamour y el orientalismo bajo una estética directa y sin complejos. 'Figures' trata de figuras que parecen sonreír pero que desafían, interpelan, se revuelven y nos lleva a adentrarnos en una rebeldía con los cánones establecidos.