El Arco más 'sexy' de la última década

Maribel López, Eduardo López-Puertas, Claudio de la Puente Ribeyro y Carlos Urroz, durante la presentación de Arco 2019. /  EFE
Maribel López, Eduardo López-Puertas, Claudio de la Puente Ribeyro y Carlos Urroz, durante la presentación de Arco 2019. / EFE

Perú será el país invitado de una feria con 203 galerías que respira optimismoEs la última edición que dirige Urroz, que tomó el testigo de Lourdes Fernández y se lo cede a la catalana Maribel López

MIGUEL LORENCI

«De calidad, diversa, sostenible, inclusiva y muy 'sexy'». Así será la 38 edición de Arco, según Carlos Urroz, su máximo responsable desde 2010. A punto de cerrar un ciclo de nueve años al frente de la Feria Internacional de Arte Contemporáneo, y antes de entregar testigo a Maribel López, su codirectora, Urroz derrocha optimismo. Confía en un mercado que dejo atrás las turbulencias y la especulación y en la originalidad de una feria que afianza su papel de puente con el arte y el mercado latinoamericanos.

Con Perú como país invitado y 203 galerías de 31 países, Arco repite presupuesto -en torno a los 4,5 millones de euros- y casi el número de participantes, cinco menos que en 2108. Atraerá más de 100.000 visitantes, los que según Eduardo López-Huertas, director general de la Institución Ferial de Madrid pasarán por los pabellones 7 y 9 de Ifema entre el 27 de febrero y el tres de marzo. El impacto económico para la capital se cifra en 140 millones de euros, según López-Huertas.

«Será el mejor Arco de la década. Una feria de calidad, diversa, sostenible, inclusiva y muy 'sexy'», reiteró un Carlos Urroz «muy satisfecho» del trabajo de estos nueve años y «sin prisas» para decidir su futuro. «El 40 por ciento de los stands apostarán por presentar a uno o dos artistas, algo único que hace a Arco distinto a todas las ferias y le da calidad», dijo. «Será diversa e inclusiva, por sumar más de cuarenta y exposiciones paralelas e incorporar proyectos en Pamplona o Valencia», agregó.

El sello asturiano lo pone Hugo Fontela, que acudirá a Madrid bajo el paraguas de la galería Marlborough

«Es sostenible por ser viable económicamente sin depender de ninguna subvención, y 'sexy' porque es una feria muy atractiva para galeristas, artistas, coleccionistas y un público entusiasta que siempre nos respalda». «Sigue siendo atractiva para personalidades como Mario Vargas Llosa, que ofrecerá una conferencia, o para Jean-Jacques Aillagon, exministro francés que aprobó la ley de mecenazgo en su país».

Arco ha invitado de nuevo a más de 300 coleccionistas a una feria «lúdica y hedonista», según Urroz. Un certamen «con nuevos espacios y con un destacado protagonismo de la gastronomía peruana». Contará este año con 45 nuevas galerías, entre ellas firmas como Meyer Riegger, Rodeo, Timothy Taylor o Edward Tyler Nahem. El sello asturiano lo pondrá Hugo Fontela, que acudirá bajo el paraguas de la galería Marlborough.

Es la última edición que dirige Urroz, que tomó el testigo de Lourdes Fernández y se lo cede a la catalana Maribel López, quien lo acepta «con responsabilidad e ilusión». López, que llegó de la mano de Urroz, pilotará Arco en solitario a partir de 2020. Será la cuarta mujer que dirija el certamen en sus casi cuatro décadas de historia, después de Juana de Aizpuru -su fundadora-, la asturiana Rosina Gómez-Baeza y Lourdes Fernández.

« Esta es una feria de descubrimientos. No se viene a Arco a comprar un Picasso de diez millones. No es de precios caros. Es una feria para descubrir y ensalzar al arte más joven y pujante», aseguró Urroz.