«En el Arqueológico de Oviedo hay muchas joyas por descubrir»

Ángel Villa, Miguel Ángel de Blas y Ramón Rodríguez. /  PIÑA
Ángel Villa, Miguel Ángel de Blas y Ramón Rodríguez. / PIÑA

Miguel Ángel de Blas y Ángel Villa cierran en el Ridea un ciclo dedicado al arte paelolítico y los museos

J. L. GONZÁLEZ GIJÓN.

Tito Bustillo, Candamo, Teverga. Asturias cuenta con varios yacimientos de pinturas rupestre, algunos abiertos al público, otros cerrados por motivos de seguridad y conservación, así como con centros que recrean el arte paleolítico. Son los grandes espacios, los más conocidos, donde poder disfrutar de las pinturas rupestres. Pero el patrimonio con el que cuenta Asturias es mucho más amplio. «En el Museo Arqueológico hay muchas joyas por descubrir», afirmó Miguel Ángel de Blas, Catedrático de Historia de la Universidad de Oviedo, quien junto a Ángel Villa, arqueólogo del museo, ofreció una conferencia en el Ridea dedicada al arte paleolítico. «Un ejemplo es un diente de cachalote que, en una de sus caras tiene grabada la imagen del propio cachalote y en la otra un bisonte», afirmó.

La suya fue una conferencia que sirvió para poner el broche a un ciclo en el que se ha discutido sobre los yacimientos de Altamira y Tito Bustillo o el Parque de la Prehistoria de Teverga. Un broche en el que se pusieron sobre la mesa los recursos con los que cuenta el Museo Arqueológico de Oviedo y las técnicas de las que se valen los especialistas para hacer más accesibles los contenidos al gran público. «Cada año pasan unas 48.000 personas por el museo y, por las encuestas que relizamos, el nivel de satisfacción es alto», señaló Ángel Villa.

 

Fotos

Vídeos