Benjamín Tous deshace la cama con pintura en el Barjola

Benjamín Tous, pintando uno de sus cuadros. /  E. C.
Benjamín Tous, pintando uno de sus cuadros. / E. C.

IRENE B. CARRILGIJÓN.

El pintor Benjamín Tous lleva su obra al museo Barjola, y llega repleta de pinturas en las que lo único que se puede ver son camas deshechas. La comisaria de la muestra, Natalia Alonso Arduengo, aclara que no se trata de una cuestión de desorden, sino que lo que muestra el artista a través de sus cuadros es el simbolismo de este mueble que es a la vez lugar de descanso, placer, dolor y, también, enfermedad. Incluso muerte. Sitúa su punto de vista en el de un voyeur, lejos de la visión que Van Gogh, por ejemplo, tomaba en sus famosas obras. Se decanta por el uso de una pincelada fresca y suelta y utiliza diferentes texturas en busca de ofrecer una imagen lúdica del lecho que monopoliza la exposición. Benjamín Tous, el autor de esta serie, suele aplicar sus pinceladas de color sobre un fondo blanco en sus cuadros, lo que, explica la comisaria, resulta determinante en esta nueva exposición. Los almohadones son buena muestra de este personal estilo. Siempre había estado Tous interesado por lo lírico aunque, esta vez, está mucho más cerca del mundo de los sueños. La exposición se titula 'Paisajes del sueño: Las camas deshechas de Benjamín Tous' y se inaugura mañana a las 19.30 horas en el Museo Barjola de Gijón.