Cama con paisaje tallado para el preso don Gaspar

Cama de campaña que Jovellanos encargó para su estancia en el castillo de Bellver, que hoy regresa a su casa natal. / MUSEO JOVELLANOS
Cama de campaña que Jovellanos encargó para su estancia en el castillo de Bellver, que hoy regresa a su casa natal. / MUSEO JOVELLANOS

El lecho en el que durmió Jovellanos durante su destierro en el palacio de Bellver regresa hoy a su casa museo en GijónLa pieza, tras su estudio y consolidación, se reincorpora a las salas dedicadas al Ilustrado, donde se quedará para su contemplación pública

PACHÉ MERAYO GIJÓN.

Cuando Jovellanos se vio sorprendido en su cama, «antes de salir el sol», como cuenta Ceán Bermúdez, para ser desterrado de su casa, de su tierra y de sus amigos, no dormía en lecho pequeño, sino en uno matrimonial, lujoso y dieciochesco. Hoy, en aquella estancia en la que en 1801 «le hicieron vestirse y entregar sus papeles», empaquetar sus libros y sus ropas, para emprender viaje a su prisión de Palma de Mallorca, habrá, sin embargo, una cama de pequeñas dimensiones y de carácter más bien austero para la época. «Una cama de campaña», la llama el profesor de Historia del Arte de la Universidad de Oviedo, Javier González Santos. Es la que el propio don Gaspar encargó, «no se sabe bien cuándo, probablemente en 1804 o 1805», para sus habitaciones del castillo mallorquín de Bellver, donde vivió su destierro hasta 1808.

Llamativa por su «hermosísima marquetería», realizada por los mejores carpiteros de la época, siguiendo el estilo Carlos IV dentro del contexto del mueble neoclásico, «se monta y se desmonta y se guarda en una caja para su traslado». De hecho, como recuerda el profesor González Santos, Jovellanos viajó con ella a Asturias al término de su cautiverio. Y en ella durmió hasta su muerte en Puerto de Vega, tres años después de salir de Bellver.

En realidad, no es la primera vez que se puede contemplar. Hasta 1994, en que la casa natal convertida en Museo de Gijón redistribuyó sus espacios y colecciones, participaba del recorrido museístico, aunque en un estado muy diferente al que hoy presenta. Ahora esa peculiar construcción de madera vuelve a quedar cara al público en las que fueron las dependencias del ilustrado. Aquellas en las que fue apresado 117 años atras. Pero esta vez la pieza que queda expuesta esta restaurada, consolidada y estudiada al detalle, tras un importate trabajo que ha buscado en cada rasgo una parte de su historia.

Conferencia

De ella, de su historia, hablará hoy, a partir de las siete de la tarde y en el museo, Jaume Llabrés Mulet, uno de los mayores especialistas en mobiliario mallorquín, que analizará no solo el mueble, sino también la figura del prohombre gijonés, en una conferencia que titula 'La cama de Jovellanos en Bellver y el mueble de estilo Carlos IV en Mallorca'. Llabrés será presentado por el profesor Javier González Santos, reputado experto en la vida y obra de Jovellanos y responsable en su momento del proyecto de reforma de las estancias que éste ocupó en la que fue su casa.

La presentación de la cama y la conferencia se enmarcan dentro del ciclo 'La colección al detalle. Obra artística y reflejo social', que tiene como objeto acercar la creación artística y reivindicar el valor de las colecciones permanentes del Museo Casa Natal de Jovellanos y del Museo Nicanor Piñole.

 

Fotos

Vídeos