Detenido en Madrid por falsificar y subastar obras de Chillida, Munch y Guerrero

R. KORTA MADRID.

La Policía Nacional detuvo ayer a un hombre como presunto responsable de un delito contra la propiedad intelectual y estafa al falsificar obras de arte y venderlas posteriormente en salas de subastas haciéndose pasar por un conocido marchante, según informó la Jefatura Superior de la Policía de Madrid. El falsificador y falso marchante 'colaba' a sus víctimas obras de Eduardo Chillida, Edvard Munch y José Guerrero con las que obtenía pingües beneficios. La Policía se ha incautado de 16 obras falsificadas que el detenido pretendía poner a la venta por una suma que se aproximaba a los 250.000 euros. Lo que ahora se investiga es cuántas obras ha podido falsificar y vender.

Las pesquisas se iniciaron el pasado mes, cuando un acreditado galerista asentado en Alemania denunció una estafa tras adquirir una obra de arte en una galería de su país presuntamente atribuida a Eduardo Chillida y que resultó ser falsa. Los agentes comprobaron que esa obra había sido cedida por un individuo español. Descubrieron que el ahora detenido había depositado once obras falsificadas en una sala de subastas ubicada en Madrid y que otras cinco ya habían sido vendidas por un valor de casi 20.000 euros.El 'modus operandi' consistía en ganarse la confianza de los comerciales de establecimientos de venta de objetos de alto valor por el sistema de pujas, presentándose como un personaje conocido socialmente por sus relaciones con artistas de prestigio internacional. Así introducía las obras y una vez vendidas intentaba colocar piezas de mayor valor económico.