Dionisio González, arquitecturas ideales

Lady Gaga's Belvedere. Una de las imágenes creadas por Dionisio González para 'The fate of place'.
/DIONISIO GONZÁLEZ
Lady Gaga's Belvedere. Una de las imágenes creadas por Dionisio González para 'The fate of place'. / DIONISIO GONZÁLEZ

El creador gijonés, uno de los referentes de la fotografía del siglo XXI, entra en la nómina de Aurora Vigil Escalera, con la que estrena colección

PACHÉ MERAYO

Es desde hace años, muchos ya, uno de los referentes de la fotografía y uno de los nombres principales del mundo del arte. Pero del mundo no como una metáfora, sino como una geografía física y real. Asturiano de Gijón (1965), genio de reconocimiento internacional, Dionisio González regresa ahora a casa para mostrar lo último que ha salido de su estudio. Esas arquitecturas idealizadas sobre espacios no devastados. Esas construcciones que fueron verdad y que él recupera de destrucciones incomprensibles, levantándolas de nuevo sobre papel, o sencillamente construye por primera vez, trasladándolas a materia fotográfica, directamente de las mentes que las imaginaron y no llegaron a consolidarlas. Y todo y siempre para mostrar las posibilidades de crear un lugar mejor. Un espacio donde el horizonte quedara cortado de otro modo más bello y sobre todo más habitable. Y donde nadie «expropiara terrenos y desahuciar a pequeñas comunidades» para sacar adelante sus proyectos.

Su filosofía y las obras que nacen de ella cautivaron a Elena Ochoa y su marido Norman Foster, que pronto le convirtieron en uno de los principales baluartes de su galería de arte, la Ivorypress. Desde entonces, Dionisio González ha ido recogiendo aplausos por todos los escenarios. también de Asturias. Aquí los ha recibido muchas veces. Las últimas en el Centro de Cultura Antiguo Instituto, donde ocupó la sala mayor, y en el Museo de Bellas Artes, donde mantuvo hasta hace unos meses su proyecto 'Construir, habitar, existimar'. Un trabajo alimentado de la misma esperanza, del mismo sueño de idealizar el mundo, donde el hombre no tiene la más mínima presencia, con el que viene ahora a Gijón, donde por primera vez expone en un espacio privado. Será en la galería de Aurora Vigil Escalera, a cuya nómina se suma, a partir del próximo jueves día 11 de octubre. Y será bajo el título 'The fate of place'.

En sus paredes, que todavía homenajen a Alejandro Mieres, hará el creador su primera parada comercial en su propia tierra. Allí estará hasta el 25 de noviembre, coincidiendo, además con los Encuentros Fotográficos de Gijón, organizados por Esther Maestre y en los que la sala gionesa participa activamente desde hace años.

Tutelado por Elena Ochoa, desbordó hace tiempo la frontera nacional

Sin hombres para el hombre

Dionisio González sacó hace muchos años el hombre de su ecuación creadora. Las cajas habitadas por personas, encajadas como en una vivienda mínima, son ya pasado. Su primera gran aventura nacional e internacional, pero pasado al fin y al cabo. Sin embargo, aunque no haya ya figuras en sus obras, el ser humano no ha dejado de ser el objeto de todo. De hecho, lo que hace es plantear su obra desde el «respeto al ser humano», especialmente notable cuando la mirada se detiene en espacios degradados.

Lo que presenta ahora en Gijón son lugares ideales, pero su mirada ha dejado constancia en otras ocasiones de la pobreza y el sufrimiento, que también es posible ver a través de la arquitectura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos