Cuando la fiesta es puro arte gráfico

Cartel festivo de Gijón del año 1888 de Litografía Moré./
Cartel festivo de Gijón del año 1888 de Litografía Moré.

Grandes artistas, de Valle a Piñole pasando por Ventura Álvarez Sala, han creado carteles festivos

M. F. ANTUÑA GIJÓN.

En el mundo entero se ha buscado siempre la mejor manera de pregonar la fiesta. Y, por eso, los carteles, los portfolios, las publicaciones y programas vinculados a los festejos populares encontraron hueco y acomodo en las agendas de los artistas y la faena de las litografías y vieron cómo se adaptaban a los tiempos, a las modas, a las tendencias. También aquí, en Asturias, donde el mundo de la ilustración y las artes gráficas ha sido profusamente estudiado por Francisco Craffibosse, que recoge en su libro 'Líneas al vuelo' algunos de los trabajos más reconocidos y destacados en este ámbito de la celebración. Hay firmas importantes tras algunos de ellos. Como las de Ventura Álvarez Sala, que realizó varios portfolios para los festejos de 1912 y 1913, entre otros, que hoy se miran con auténtico embelesamiento. Incluso el mismísmo Evaristo Valle Valle firmó un boceto que forma parte de los fondos del Museo Jovellanos para las fiestas de Gijón de 1906. Lápiz, gouache y óleo sobre papel es la técnica de un trabajo muy costumbrista con gaitero incluido. Igualmente Nicanor Piñole hizo sus pinitos en este mundo y firmó con acuarela y lapiz sobre papel varios apuntes para una portada de 'Gijón verano' en 1914.

El arte gráfico tuvo en Gijón notable predicamento, pero también en otros lugares de Asturias. En Avilés, la revista El Bollo, vinculada a las fiestas homónimas, presentó muy hermosos trabajos, algunos tan sobresalientes como los que firmó en los años 1927 y 1932 el ilustrador Wes Dinten.

 

Fotos

Vídeos