«Tuve un flechazo con los metales»

El escultor en la exposición en la galería de arte Aurora Vigil-Escalera. /  J.C. TUERO
El escultor en la exposición en la galería de arte Aurora Vigil-Escalera. / J.C. TUERO

El escultor palentino mostrará sus últimas obras en la galería de arte Aurora Vigil-Escalera, donde estarán hasta el 7 de octubre David Rodríguez Caballero inaugura mañana su exposición 'Bondings'

ANA RANERAGIJÓN.

David Rodríguez Caballero colocaba ayer sus obras en la galería de arte Aurora Vigil-Escalera. Cuidaba cada detalle, quería que todo estuviera perfecto en su exposición 'Bondings', que se podrá visitar a partir de mañana y hasta el 7 de octubre. Rodríguez Caballero se inició en el mundo de las artes siendo un niño y, poco a poco, a base de esfuerzo, se fue acercando a su objetivo de profesionalizar la que, hasta entonces, había sido su pasión. «No me imaginaba dedicándome a otra cosa, estudié Bellas Artes. Viví en Estados Unidos y en México gracias a una beca. Luego fiché por la galería Marlborough y estuve en exposiciones institucionales y museos hasta que mis sueños se cumplieron», relataba.

Su andadura profesional empezó como pintor, aunque a partir de su etapa en Estados Unidos su carrera se fue inclinando hacia la escultura. «El responsable de pasar a la escultura fue el material. En Nueva York tuve un flechazo con los metales, porque es una ciudad muy industrial en la que el metal está a la orden del día. Empecé a trabajar con materiales que no pertenecían a la tradición pictórica para hablar de pintura. Me fui desarrollando hasta que fui incorporando el pliegue y los elementos tridimensionales». David se inició en la escultura con el pliegue, pero este acabó evolucionando hacia las curvas. «Llegué a la tridimensionalidad de la escultura a través del pliegue, pero lo más importante es cuando incorporé la curva , el elemento orgánico de las piezas». David también hace joyas, pues, al fin y al cabo, se trata de esculturas en pequeño formato. «Me invitaron a participar en una exposición de escultura a través de la joya, y al trabajar con esa escala pequeña fue cuando incorporé la curva y, de la joya, la llevé al trabajo escultórico», explicó.

Esta exposición es la segunda que el artista palentino presenta en la galería de Aurora Vigil-Escalera. La primera vez fue en 2015, cuando llegó a Gijón con su exposición 'Trough time'. «Aquella vez traje origamis y piezas actuales para mostrar el objeto germinal», rememoraba. Esta vez es el turno de 'Bondings', «'bondings' son conexiones o cruces. En esta ocasión he traído trabajos germinales en papel o con vinilos, donde se ven las conexiones de la obra antigua u obra germinal con las piezas de ahora».

El artista ha expuesto en el Museo de arte moderno de Moscú, en Art Basel Miami o en la feria ARCO de Madrid, entre otras y ahora, durante algo más de un mes, Gijón podrá conocer de cerca sus últimas creaciones. «He traído mis últimos trabajos: las curvas, formas como las mariposas, origamis, una yuxtaposición de sombras y los dibujos de vinilos». Esta exposición, sin duda, es una representación de sus orígenes, su presente y sus proyectos de futuro, «es buscar las conexiones como una especie de construcción de tela de araña, donde se ve de dónde vienen las cosas y adónde van».

El escultor seguía colocando la spiezas con mimo cuando nos fuimos. Las obras tenían que lucir impolutas para ir recibiendo a los primeros visitantes, que no tardaron demasiado en llegar. Rodríguez Caballero se siente afortunado cuando consigue que su obra impacte a quien la ve, y es que no hay nada mejor que cumplir los sueños.