Un 'Gabinete de curiosidades' en Gijón

El grueso de la exposición se ubica en la primera planta del edificio noble. /  PALOMA UCHA
El grueso de la exposición se ubica en la primera planta del edificio noble. / PALOMA UCHA

El Museo Evaristo Valle presenta una ecléctica muestra con pintura, escultura, fotografía, grabados y artes decorativas

M. F. A.

El Museo Evaristo Valle inauguró ayer la exposición 'Gabinete de curiosidades', una propuesta en la que se dan cita muy diferentes disciplinas: pintura, fotografía, escultura, dibujo, artes gráficas y decorativas... Pretende recuperar así el espíritu de esas salas de las maravillas que eran los gabinetes de curiosidades siglos atrás en los que todo lo hermoso y novedoso tenía cabida.

En este caso, el museo tira de sus fondos propios y de algunos provenientes de colecciones particulares para componer una muestra en la que comparten espacio una media de Fernando VII con el único bodegón que pintó Evaristo Valle, un ánfora romana del siglo I o II con un autómata del siglo XIX.

Gretel Piquer ha comisariado una exposición que ha servido para sacar a a luz diferentes piezas que la familia de Evaristo Valle fue coleccionando a lo largo de los años, con especial presencia, por ejemplo, de bellezas procedentes de China, Japón o Filipinas, como cerámicas, abanicos o juegos como un ajedrez. Hay obras antiguas y también contemporáneas, como un 'Angel enjaulado' de Miguel Mingotes o un grabado del monte Fuji de Melquíades Álvarez.