Un jardín tecnológico con ciencia y sensibilidad

Alberto Valverde y María Castellanos, ante su instalación. / PAÑEDA
Alberto Valverde y María Castellanos, ante su instalación. / PAÑEDA

El coordinador del programa europeo Starts abre la puerta a incrementar la colaboración con el espacio de Cabueñes Laboral Centro de Arte estrena 'The Plants Sense', una instalación que aúna investigación y arte

M. F. ANTUÑA GIJÓN.

¿Se puede saber qué sienten las plantas? Puede que en un plano filosófico y puramente botánico la respuesta se antoje imposible; pero desde el punto de vista tecnológico sí lo es. De hecho, los artistas María Castellanos y Alberto Valverde han obrado el milagro a través de la instalación 'The Plants Sense', que ayer abrió sus puertas en Laboral Centro de Arte y Creación Industrial para quedarse hasta septiembre. De allí partirá a Viena y su fin será itinerar por Europa durante tres años.

A los ojos del visitante, el vestibulo de Laboral Centro de Arte muestra un jardín muy especial. Plantas de tallo verde de interior como helechos y lavandas comparten tierra con sensores, cables, plantas robóticas y unas interfaces de color morado, de tacto amable y aspecto que podría ser un híbrido entre un cerebro y una coliflor. Son cuatro las interfaces que se pueden sostener en las manos para, a través de los movimientos, entender el devenir de las plantas. Los sensores transmiten a un ordenador los 'sentimientos' de los vegetales, que este remite transformados a los interfaces. Así se cierra la comunicación entre plantas, humanos e ingenios tecnológicos.

Quede claro que esos 'sentimientos' no se corresponden en absoluto con los humanos, sino que aluden a los cambios que se producen en las plantas ante los elementos externos. Por ejemplo, la luz, un sonido muy fuerte, el regado producen cambios en los vegetales que son registrados y procesados por el ordenador.

El proyecto ha sido financiado a través del programa europeo H2020 Vertigo Starts, que ha unido a Laboral con el Centro de Informacón y Arquitectura de Copenhague. Ciencia y arte van cada vez más de la mano. Y el futuro se augura prometedor para sus vástagos. Ayer, en en la presentación, Luis Miguel Girao, coordinador del programa Starts de la Comisión Europea, abrió las puertas a incrementar la colaboración con Laboral Centro de Arte. «Creo que Starts puede tomar partido de lo que ya existe y traer aquí más trabajos», apuntó ante la mirada de Karin Ohlenschläger, directora de Actividades de Laboral Centro de Arte.

 

Fotos

Vídeos