Javier Garcés: «La realidad nadie sabe qué es. Mi mayor interés está en crear del natural»

Javier Garcés, ayer, ante la escultura que se expone en el espacio La Ventana, en la que ha utilizado a un amigo como modelo. / JOAQUÍN PAÑEDA
Javier Garcés, ayer, ante la escultura que se expone en el espacio La Ventana, en la que ha utilizado a un amigo como modelo. / JOAQUÍN PAÑEDA

El artista zaragozano expone en el Museo Evaristo Valle su escultura 'Pere', un impactante retrato realizado a partir de un modelo real

PABLO ANTÓN MARÍN ESTRADA GIJÓN.

El espacio La Ventana de la Fundación Museo Evaristo Valle acoge desde ayer y hasta el próximo 24 de junio la escultura 'Pere', del artista zaragozano Javier Garcés, una pieza de impactante verismo y en la que se muestra el interés de su autor por «crear del natural», ya que «la realidad nadie sabe qué es», explicó en la presentación de la obra.

La escultura está realizada en terracota policromada al temple de huevo y forma parte de una serie de cinco retratos expuesta anteriormente en el Espai Tonic, de La Bisbal d'Empordá (Girona), la localidad donde reside y trabaja Garcés.

Todos ellos fueron elaborados partiendo de modelos reales («mis amigos son mis modelos», apuntó el artista) y la figura que ahora se expone en el Evaristo Valle representa a Pere, un carpintero de la localidad ampurdanesa a quien el escultor considera su «mecenas» y en cuyo antiguo taller tiene instalado su propio estudio.

Nacido en 1959, Javier Garcés inició su actividad artística como pintor en 1977 y es licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Barcelona en la especialidad de escultura. En 1991 se trasladó a La Bisbal atraído por la aproximación al trabajo en barro, un material en el que ha desarrollado gran parte de su obra sin renunciar a expresarse mediante el dibujo o la pintura. Su leit motiv ha sido siempre la representación de la realidad, un concepto que le parece necesario matizar: «Es un asunto escurridizo. Se usa más que se conoce y yo me abstengo. Prefiero hablar de cuestiones subjetivas. El natural es lo que nos envuelve, lo que es sencillo y lo elemental. Ahí centro todo mi interés y mi interpretación», señalaba en la presentación de su obra.

Los modelos juegan un papel fundamental a la hora de crear en este artista multidisciplinar para quien, «además de modelo, son propuesta y fuente. A partir de entonces, lo mío es la respuesta, lo que surge». Y en ese punto de partida centra el interés de su trabajo: «Es la curiosidad que me corroe delante de la propuesta, a ver qué es lo que acaba siendo, porque en ese momento no lo sabes. Eres el primero en estar nervioso y desear saber qué es lo que sale de ahí», manifestaba. En la serie a la que pertenece 'Pere', utilizó como modelos a cinco amigos suyos, algunos de ellos también artistas, que posaron «para ver cómo surgía la propia obra y crecía», relató Garcés.

Trabajar con barro desde el natural le ha permitido a este artista constatar una certeza que siempre lo ha acompañado, la de que «el arte es algo absolutamente vivo y no es algo que podamos cerrar en la obra acabada, sino algo mucho menos avanzable, más sofisticado y difícil», concluía, poniendo como ejemplo la pieza expuesta desde ayer en el Museo Evaristo Valle.

 

Fotos

Vídeos