Leonardo da Vinci revive en el Revillagigedo

Dos de los operarios trasladan uno de los 21 ingenios recién desembalado. /  FOTOS: JORGE PETEIRO
Dos de los operarios trasladan uno de los 21 ingenios recién desembalado. / FOTOS: JORGE PETEIRO

La exposición basada en los códices del creador será inaugurada este viernes y reúne 21 reproducciones a gran escala de sus ingenios El centro cultural de Liberbank en Gijón recupera su actividad con una muestra sobre el maestro italiano

PACHÉ MERAYO GIJÓN.

Cuando el arte de hoy abraza tecnología y ciencia y salen al paso las dudas, hay un nombre que las soluciona todas: Leonardo da Vinci. Él, genio de todos los tiempos, dio carta de naturaleza a esa comunión de disciplinas, fundiendo sus objetivos en una única intención: el saber. Ese que hoy, seis siglos después, sigue dando respuestas con solo buscar en su legado. Pero no todo lo que soñó y pensó Leonardo llegó a tomar cuerpo más allá de unos planos cargados de notas, medidas y voluntades. Los códices, el famoso 'Atlántico', el de 'El vuelo de los pájaros' y los de Madrid (ocultos hasta hace solo unas décadas, hoy custodiados en la Biblioteca Nacional de España) son la prueba de todo lo que este sabio que pintaba, esculpía, analizaba e inventaba llegó a tener concentrado en su cerebro. Ese arsenal de ideas, que la historia ha conocido como los ingenios de Leonardo, ha sido reproducido muchas veces. Pero no todas con la misma fortuna. Entre quienes han sacado el verdadero Leonardo de estos 'codex' está el taller de Arquímedes. Empezaron recreando ocho artilugios leonardinos a gran escala. Hoy traen a Gijón, al Palacio Revillagigedo, que recupera su alma como espacio de arte con ellos, una colección de 21.

El sábado ya empezaron a montar sus formas. No pararán hasta el viernes, en que su exposición será inaugurada, asegura Francisco Molina, director de la empresa 'Cultura Entretenimiento', que está detrás de esta nueva aventura con suertes de viaje a la Florencia del Renacimiento. Él y el comisario de la muestra, Alberto Peña, son los responsables de que se puedan ver en el palacio las alas batientes con las que el maestro italiano intentó volar, abiertas en el patio columnado.

Los ingenios que lucirán proceden de diversos códices, gobernando, dice Molina, «los de Madrid. Sus tomos I y II». Entre unos y otros, recordarán al creador que allá por el siglo XV indagó en la ingeniería, la arquitectura, el transporte, la guerra, el agua y el aire. Todo esos conceptos se convertirán en pautas para recorrer, aquí y ahora, su herencia. Para entender el fin de sus inventos o, sencillamente, qué ocurría dentro de su cabeza. Un paracaídas, un barco de palas, una catapulta, un velocípedo y hasta una máquina para hacer piezas en serie. Y, entre ingenio e ingenio, sus propios pensamientos. 'Leonardo da Vinci: el inventor', que así se titula la cita, también se acerca a las nuevas tecnologías con algunas animaciones 3D.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos