Litografías políticas para el Bellas Artes

En primer término, Francisco Velasco, en la inauguración. / M. ROJAS
En primer término, Francisco Velasco, en la inauguración. / M. ROJAS

Francisco Velasco lleva al museo ovetense un proyecto específico titulado 'Litomorfologías: Almas negras'

E. C.

Es la tercera vez que Francisco Velasco expone en el Museo de Bellas Artes y lo hace en esta ocasión con un proyecto específico creado para la pinacoteca que, bajo el título de 'Litomorfologías: Almas negras', se puede ver hasta el 31 de marzo en el Palacio de Velarde.

Acude Velasco al buque insignia del arte en Asturias con una propuesta en la que se mezclan sus señas de identidad con planteamientos que tratan los temas sociales. Así, se puede ver un grupo temático de obras tituladas 'Migraciones' en la que, a través de la representación de figuras humanas poco perceptibles que se mimetizan con el fondo oscuro y son representadas de forma aislada, como vagando sin rumbo, el artista pretende mostrar el drama social en el que viven.

Un segundo grupo de obras responden a planteamientos formales y conceptuales más acordes con la tradición abstracta del artista a lo largo de su trayectoria. A ella pertenecen obras como 'M-22' y 'L-323-S', en donde una abstracción de corte simbólico toma el protagonismo. Una de las partes más reseñables de esta muestra es la instalación 'Europa-Europeos: duelo a garrotazos', en clara alusión a la obra de Francisco de Goya, compuesta por 352 latas que, en su variado colorido, funcionan como contrapunto cromático del resto de las obras.