El Museo de Bellas Artes expondrá desde hoy una escultura de Oteiza

'La desocupación de la esfera', la obra que hoy llega a Oviedo. /  E. C.
'La desocupación de la esfera', la obra que hoy llega a Oviedo. / E. C.

'La desocupación de la esfera' es la obra invitada de este verano y podrá disfrutarse hasta el mes de septiembre

REDACCIÓNOVIEDO.

El Museo de Bellas Artes de Asturias presenta hoy al mediodía a su nueva obra invitada, la que se quedará en Oviedo durante todo el verano. Se trata de una escultura del artista vasco Jorge Oteiza titulada 'Desocupación de la esfera'. Permanecerá en la segunda planta del edificio de la ampliación durante los meses de julio, agosto y septiembre. La obra viene a completar el discurso expositivo sobre los artistas españoles en activo que ofrece El Museo de Bellas Artes de Asturias, siendo Jorge Oteiza uno de los grandes nombres de la escultura de la segunda mitad del siglo XX.

La escultura, perteneciente a la colección Liberbank, supone una pieza clave tanto en la trayectoria profesional del escultor, por lo que su presencia es fundamental para conocer el ambiente escultórico español de las décadas centrales del pasado siglo. A este respecto, durante una fase concreta de su producción, Jorge Oteiza llevó a cabo una importante labor de investigación en torno a la desocupación de la esfera. Iniciado este camino en 1956, dos años más tarde Oteiza titulaba la obra que ahora llega como invitada al Bellas Artes con el número 2, aportándole un lugar destacado dentro de ese estudio creativo y experimental en el que tanto ahondó.

Díscolo, indómito, provocador, incómodo, rebelde, fugitivo, irrepetible, conspirador... Todos esos adjetivos le han dedicado a la inconfundible figura de Jorge Oteiza (Orio, 1908-San Sebastián, 2003). Y con esa carga enorme, que va de la antropología a la utopía, pasando por la ética, la estética y la filosofía, aterriza ahora en Oviedo. No él, que falleció hace 16 años, pero sí una obra que dice mucho de él. El considerado como el escultor del vacío es pues protagonista del programa 'La obra invitada', que trae a la pinacoteca asturiana destacadas obras que proceden de coleccionistas particulares o de otras instituciones nacionales e internacionales, que contribuyan a reforzar la colección permanente; ya sea porque cubran lagunas o porque profundicen en aspectos de la colección.