Navascues, Orlando Pelayo, Camín, Suárez y Vaquero, en torno a Alejandro Mieres

Aurora Vigil-Escalera muestra una colección de genios asturianos para rendir homenaje al pintor fallecido en febrero

PACHÉ MERAYO GIJÓN.

Hace ya casi medio año que se fue Alejandro Mieres y en todo este tiempo la galerista Aurora Vigil-Escalera, a cuya vida profesional estuvo siempre ligado, no ha dejado de pensar en el mejor modo de recordarle. Mieres fue artista de cabecera en la veterana y hoy desaparecida sala Van Dyck, regentada por los padres de Aurora y dirigida por ella. Cada año mostraba su obra recién salida del estudio en el espacio de Menéndez Valdés y hoy regresa. No ya a aquellas paredes, sino a las que Vilgil-Escalera llena ahora cada día. 'Alejandro Mieres. Desde aquellos tiempos' se titula la cita, que no solo muestra al gran pintor que nació en Palencia, en 1927, pero que murió asturiano porque se hizo de aquí a fuerza de querer esta tierra y trasladar la sembrada de Castilla a la arena arañada de San Lorenzo. Con él, con su obra, gobernando la sala, ha reunido la galerista a una lista de notables del siglo XX asturiano. Todos ellos miembros de la generación del homenajeado. José María Navascues, del que fue gran amigo, Joaquín Rubio Camín, Orlando Pelayo, Antonio Suárez y Vaquero Turcios. Del primero exhibe dos esculturas de su etapa negra (una de ellas, 'Eros', gemela de otra que custodia el Museo de Bellas Artes de Asturias ). De Camín, dos volúmenes escultóricos, un impresionante bajorrelieve y una colección de maquetas.

Orlando Pelayo aparece representado en la magnífica tela 'Para que estalle el drama', además de con un bronce tallado y otra pequeña pintura. Antonio Suárez, el único que acude al encuentro solo con pintura, regresa al presente con cuadros de los años 60, su mejor etapa. Cierra el conjunto, Joaquín Vaquero Turcios, también con dos lienzos de esa época, los sesenta, que fue la década en la que todos se encontraron, y en la que él fue más figurativo. Con esos dos cuadros se muestran otros dos más en las que se encontraba atraído por la abstracción, así como un pequeño volumen.

La exposición, que abrirá sus puertas formalmente el próximo día 10 de agosto, ya está preparada en la sala, que saluda al visitante con un 'Piloto' de Navascues y una pequeña y delicada acuarela del propio Alejadro Mieres.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos