Dos obras de Darío de Regoyos para El Prado

'Alrededores de Bruselas', óleo sobre lienzo de Darío de Regoyos. 1881. / MUSEO DEL PRADO / DONACIÓN GERSTENMAIER
'Alrededores de Bruselas', óleo sobre lienzo de Darío de Regoyos. 1881. / MUSEO DEL PRADO / DONACIÓN GERSTENMAIER

Se trata de una donación «singular por su concentración en los últimos años del siglo XIX y principios del XX»El coleccionista Gerstenmaier cede once cuadros, entre ellos uno casi desconocido del asturiano

JOSÉ L. GONZÁLEZGIJÓN.

El primer impresionista español, un hombre de biografía intensa, enfrentado al academicismo imperante en su época, libre, viajero empedernido. El pintor asturiano Darío de Regoyos (Ribadesella, 1857 - Barcelona, 1913), quien no pudo saborear como se hubiera merecido las mieles del éxito, desembarca ahora con fuerza en la principal pinacoteca española, el Museo del Prado, gracias a la donación de Hans Rudolf Gerstenmaier. El empresario alemán, que hizo fortuna con los recambios para coches, ha hecho entrega a la institución que este año recogerá el Premio Princesa de Comunicación y Humanidades de once cuadros de los últimos años del siglo XIX y principios del XX, entre los que se encuentran dos del autor asturiano. Se trata de 'Alrededores de Bruselas', un óleo sobre lienzo «hasta ahora desconocido» que data de 1881, y de 'El pino de Béjar', también óleo sobre lienzo, de 1900. «Entre las recientes donaciones de pinturas del siglo XIX al Museo del Prado, la de Hans Rudolf Gerstenmaier es singular no solo por su número, sino también por su concentración en el arte de los últimos años del siglo XIX y principios del XX, uno de los núcleos principales de sus amplias colecciones y la sección final de las del Prado», señala el museo.

El Real Decreto de 17 de marzo de 1995 adscribía a la colección del Museo Reina Sofía la obra de ciertos autores nacidos antes de 1881 (año de nacimiento de Picasso) por su destacada contribución a los inicios de la modernidad del siglo XX. Era el caso de Darío de Regoyos. Un acuerdo entre el Reina Sofía y el Prado permitió a este último incorporar obra de autores afectados por esta medida. Fruto de este convenio, la gran pinacoteca española adquirió en 2017 el cuadro 'Hórreo (Asturias)', que data de 1891 y firma el autor asturiano, la única obra suya que hasta ahora formaba parte de los fondos de la principal pinacoteca española.

Con esta donación, el Prado incorpora dos piezas que hablan de los inicios y de la madurez de Darío de Regoyos. Dos apuntes sobre la carrera de un creador que comenzó su formación en Madrid para trasladarse pronto a Bruselas, donde se empapó de los nuevos movimientos artísticos que allí se estaban desarrollando. Su estilo pictórico fue completándose con la continua comunicación que mantenía con sus amigos artistas, nombres como Camille Pissarro, Whistler y Seurat. Su muerte a los 57 años le impidió disfrutar del reconocimiento que finalmente recibió su obra.

Las pinturas del asturiano se podrán ver hasta el 12 de enero de 2020 en el Prado junto a las de Agustín de Riancho, Aureliano de Beruete, Joaquín Sorolla, Ignacio Zuloaga, Hermen Anglada-Camarasa, Joaquín Mir, Eduardo Chicharro y Juan de Echevarría, que completan la donación.