«Me obsesiona hallar la esencia de las cosas»

Arriba, García de Marina trabajando en una de sus obras. A la derecha, tres de las imágenes que viajarán a Nueva York. Ninguna de ellas tiene título, explica el autor, «para no crear expectativas y dejar que el espectador haga una interpretación propia». / LUIS SEVILLA
Arriba, García de Marina trabajando en una de sus obras. A la derecha, tres de las imágenes que viajarán a Nueva York. Ninguna de ellas tiene título, explica el autor, «para no crear expectativas y dejar que el espectador haga una interpretación propia». / LUIS SEVILLA

El fotógrafo gijonés García de Marina participará en una gran muestra poética en Nueva York, expone en Sidney y prepara un proyecto en Londres

MIGUEL ROJO GIJÓN.

El fotógrafo García de Marina (Gijón, 1975) será el único español que participe en el Festival de Poesía de Nueva York, que tendrá lugar los días 28 y 29 de julio en Governors Island, una gran isla que vigila la desembocadura del East River, con Manhattan a un lado y la Estatua de la Libertad enfrente. Será una celebración al aire libre en la que este 'fotopoeta' presentará catorce de sus trabajos, algunos inéditos. La organización, que espera reunir a 20.000 espectadores, ha invitado a 250 poetas y algunos ilustradores y fotógrafos, como es el caso del asturiano, «con la intención de sacar a los artistas de su lugar de creación y mostrarlos al público». Sus imágenes, reproducidas sobre lonas de 40 x 60 centímetros, serán colgadas de los árboles, y García de Marina se las imagina ya «orientadas hacia la Estatua de la Libertad».

Allí viajará, por ejemplo, una tarrina de helado llena de dados, «un homenaje a mi hija, que es aficionada a los helados de vainilla y chocolate, por lo que utilicé dados color vainilla en los que los puntos representan al chocolate». También otras más reflexivas, como la del reloj con el ojo de cerradura, «reflexionando sobre el tiempo, que me he dado cuenta de que es una constante en mis obras», una bailarina en forma de compás, una lata de conserva con un tiburón nadando dentro o una bola del mundo con máscara anticontaminación, segunda parte de la de la imagen principal de esta página, en la que un mapamundi cabeza abajo a perdido parte de su tierra.

Pero, ¿cómo surgen estas pequeñas creaciones? «Tengo un armario con muchos cajones en los que guardo todos aquellos objetos que me llaman la atención y después voy jugando con ellos. A veces la idea surge primero, pero no tengo el objeto adecuado, así que hago un boceto a mano y voy buscando lo que necesito en todo tipo de tiendas y rastrillos. Mi obsesión es diseccionar los objetos y hallar su esencia, para después darle la vuelta o jugar con ella», explica el autor.

García de Marina está que no para. Tras exponer en Miammar, ahora muestra 12 obras en una colectiva en Sidney, con la galería .M Contemporary, y está cerrando otro proyecto en Londres, de mano de la Noon Powel Fine Art, que podría acabar convirtiéndose en otra muestra «cerca de Buckingham Palace». Calcula que tendrá en total 350 obras concluidas, de las que tan solo ha hecho públicas unas 200, y cada fin de semana salen dos o tres nuevas. «Soy un tío muy curioso», reflexiona.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos