Pájaros de papel y latas de colores

Xxxxxx. /  XXX
Xxxxxx. / XXX

Francisco Velasco inaugura este jueves en el Bellas Artes una exposición de litografía que cobra volumen y dos instalaciones

MIGUEL ROJO GIJÓN.

Este jueves, a las 19 horas, Francisco Velasco (Pelúgano, 1955), uno de los maestros asturianos del grabado y la litografía, ocupará tres espacios privilegiados en el Museo de Bellas Artes de Asturias, donde se inaugura su tercera exposición en la pinacoteca asturiana, tras una de pintura de 1983 y otra, ya centrada en obra gráfica, de 1993. La que ahora se inaugura se titula 'Litomorfologías: almas negras III', tiene la litografía como punto de partida, pero también transita por el grabado en relieve, la serigrafía e impresión digital. Además, en muchos casos, el artista acude a la tercera dimesión, haciendo nacer formas geométricas que complementan el discurso. Los colores negros son los que dominan el conjunto, los formatos crecen hasta dispararse y ocupar paredes enterar, combinando estampas, surgiendo instalaciones con poliedros abiertos y cerrados. La obra de Velasco crece y toma hasta tres salas en el Bellas Artes.

Llama la atención la instalación 'site specific' para el Patio toscano, donde recibirá al visitante una obra de de diez metros de altura, titulada 'Ventolera', formada por más de 320 figuras colgantes de poliester serigrafiado que se elevan y dispersan movidas por corrientes de aire, transformándose en pájaros que evocan la necesidad del arte de volar libre, de crecer, de huir de lo concreto.

Velasco -que en 2004 utilizó páginas de EL COMERCIO para, sobre ellas, estampar todo tipo de tipografías y formas geométricas y crear una enorme tira de papel de ocho metros de longitud que colgó de la Capilla de la Trinidad, en el Museo Barjola- mostrará en las dos salas de exposiciones temporales del Bellas Artes obras de gran formato y su colección de litografías negras. En una de ellas, la de la derecha, una enorme instalación ocupa la pared del fondo: latas de conserva con litografias en su interior, bajo el título 'Europa, europeos, duelo a garrotazos', en el que el artista reflexiona sobre la Europa actual.