El Piñole saca a la luz los diseños para una escenografía del pintor

El lunes se presenta 'El otro lado del velo' con bocetos para los conciertos de la Sociedad Filarmónica de Gijón

PACHÉ MERAYO GIJÓN.

Nicanor Piñole (Gijón, 1878-1978) no solo pintó escenas costumbristas, paisajes norteños y retratos de sí mismo y de su familia y sus amigos. También empleó su oficio en otros horizontes como el teatro y la música. De hecho, el próximo miércoles, día 6, se presenta en su museo una colección de bocetos destinados a ser no un óleo de pequeñas o grandes dimensiones, sino el decorado necesario para los conciertos de la Sociedad Filarmónica de Gijón. Es, precisamente, el 110 aniversario de la institución el que sirve ahora de argumento para sacarlos a la luz.

Su exposición, que permanecerá en las paredes del antiguo asilo de Pola hasta el 30 de septiembre, bajo el título 'El otro lado del velo', muestra a un Piñole inusual, alejado un tanto de la concepción clásica de la pintura que siempre le caracterizó. Con la serie de estudios y bocetos se podrá contemplar un decorado móvil que fue inaugurado en el Teatro Jovellanos (entonces Dindurra) el 25 de octubre de 1933.

El conjunto inédito responde, según los especialistas del museo Piñole a «un trabajo de reflexión, por el que los elementos figurativos iniciales se van depurando en aras de una concepción geométrica y abstracta».

 

Fotos

Vídeos