La productora de exposiciones Arthemisia se pone al frente del Palacio de Revillagigedo

Una imagen aérea del Palacio de Revillagigedo, que la empresa italiana quiere convertir en «motor cultural de la ciudad». / DANIEL MORA
Una imagen aérea del Palacio de Revillagigedo, que la empresa italiana quiere convertir en «motor cultural de la ciudad». / DANIEL MORA

La firma italiana, que alquilará el recinto buena parte del año y quiere convertirlo en su centro de referencia en el norte, inaugurará el 9 de julio la muestra 'I love Lego'

J. L. GONZÁLEZ / M. ROJOGIJÓN.

La productora de exposiciones Arthemisia desembarca en Gijón y lo hace en uno de sus espacios culturales emblemáticos, el Palacio de Revillagigedo, que gestiona la Fundación Cajastur. La firma italiana, que gestiona en Madrid el Palacio del Marqués de Gaviria, tiene alquilado ya el espacio gijonés para los próximos meses y prevé hacer lo propio durante buena parte del año que viene. De hecho, el 9 de julio abrirá sus puertas la exposición 'I love Lego', que se pudo ver en Madrid entre el 10 de diciembre de 2018 y el pasado 26 de mayo, y que, según la propia empresa, sumó un total de 90.000 visitantes. Una muestra para todos los públicos con grandes construcciones como un pueblo invernal, una escena bélica o un castillo de 'Juego de Tronos' pensada para atraer a una gran cantidad de público y posicionarse como un atractivo más del verano gijonés.

La experiencia con este primer montaje determinará, según explicó el director de Arthemisia en España, Jesús Rodríguez, el futuro de su presencia en Gijón. Sus planes pasan por revitalizar el Palacio de Revillagigedo como «motor cultural» de la ciudad. La intención, tal y como explicó Jesús Rodríguez, es traer en invierno a Gijón una muestra de la colección Daurella, esta ya de un carácter más cultural, que incluye obras de artistas como Dalí, Picasso y Miró. «Gestionamos grandes exposiciones de arte, pero también espacios. Dentro de nuestra actividad propia estamos intentando apostar por locales más pequeños en ciudades también más pequeñas. Gijón será nuestra primera apuesta en España», afirmó el director en España de Arthemisia, que por ahora solo trabajaba en dos plazas: Madrid y Barcelona. Si todo sale como está previsto, para el año 2020 tienen previstas otras cuatro exposiciones en Gijón.

Italiana
Son referentes en Italia en la organización de muestras temporales y permanentes de carácter artístico y cultural, pero también del ámbito del entretenimiento.
Experiencia
Tras 20 años de experiencia, han llevado a cabo 700 exposiciones -con más de 52.000 obras expuestas- que han sumado 60 millones de visitantes.
Exposiciones
Tienen activas, además de la de 'I love LEGO' que viajará a Gijón, 'Leonardo. La máquina de la imaginación'; 'Art Noveu. El triunfo de la belleza'; 'Tolouse-Lautrec. La Villa Lumière'; y otras dedicadas a Rubens, Chagall, Warhol y otros artistas contemporáneos, además de una última sobre Bosch, Brueghel y Arcimboldo.

El método de trabajo de esta empresa italiana, que cuenta con una experiencia de 20 años en el sector, se basa en «facilitar exposiciones internacionales». Son ellos quienes se ponen en contacto con los museos o colecciones privadas para que presten sus obras, de hacerse cargo de los traslados y de los seguros, así como de elaborar un proyecto científico alrededor de la muestra. «Arthemisia se diferencia porque lleva un producto más elaborado, con comisarios que realizan textos científicos, adecuando los espacios...», detalla. En el año 2012 el Palacio de Revillagigedo vio palidecer su actividad cultural después de que Liberbank, al igual que sucediera en el resto de las antiguas cajas de ahorro, finiquitara la obra cultural de Cajastur. El pasado 26 de octubre la actividad volvió a este centro, tras muchos debates y polémicas sobre el futuro del edificio, que ahora parece afrontar un nuevo horizonte, aunque ello suponga dejar fuera otras actividades que solían celebrarse en el Revillagigedo.

Pero la oportunidad parece merecer la pena. La llegada de esta empresa a Gijón surgió de una forma un tanto casual, según explica Jesús Rodríguez. Un viaje a Lastres con su familia le llevó a acercarse a la ciudad, y descubrió el palacio. «El edificio es una maravilla. Antes era el motor cultural de la ciudad, pero con la nueva ley perdió los beneficios bancarios para su actividad. Pasa con todas las fundaciones de este tipo, les queda el patrimonio, pero no el rédito bancario. Si todos ponemos de nuestra parte, creo que se puede retomar el sendero de las grandes exposiciones», señaló Jesús Rodríguez.

Otro de los rasgos que caracterizan el trabajo de Arthemisia es el carácter itinerante de sus muestras. No obstante, Jesús Rodríguez sostiene que su política es la de «no machacar los proyectos. Los hay exclusivos que dependen del espacio. El de Daurella sería casi en exclusiva para el Revillagigedo», sostiene el responsable de la firma italiana, quien recuerda que su empresa ha hecho exposiciones como la que el Centro Pompidou dedicó a Vasili Kandinski.