Serzo o el arte que narra y «que sirve»

Serzo, entre uno de sus cuadros con Michel Burton de protagonista y una pieza escultórica.
/PAÑEDA
Serzo, entre uno de sus cuadros con Michel Burton de protagonista y una pieza escultórica. / PAÑEDA

El reputado pintor se estrena en Gijón con 'Morfología de un encuentro', una exposición con historia

PACHÉ MERAYO GIJÓN.

Le gusta a José Luis Serzo (Albacete, 1977) poner verbo a sus trazos pictóricos, que, a veces, saltan del lienzo para hacerse escultura. Otras también acción, casi teatro. Cada línea de su obra tiene tanta palabra como color. Tanta historia como intenciones. El suyo es un arte que narra y que quiere ser útil. «Que sirve», dice él mismo, mientras recorre la exposición que le trae por primera vez a Asturias y que abrió ayer sus puertas en la galería gijonesa Gema Llamazares. Entre los gestos de un ejecutivo de Walt Street, inspirado en la película que Michel Douglas protagonizó en el 87, Serzo explica que él quiere ir más allá, «que lo que hace no puede ser solo una fantasía gratuita». Él quiere «hacer, decir, conseguir. Tengo una meta clara y es intentar cambiar el mundo». De esa voluntad sale el cuerpo de su personaje central, un hombre que acaba metamorfoseado en gorrino y que llama Michael Burton Junior. Poniéndole ante sus propias miserias crea un mapa pictórico y también literario y metafísico de la sociedad que estamos construyendo. «Burton, que es un personaje arquetipo, ha logrado tocar techo profesional, pero también fondo espiritual. Se haya frente a su propia grieta existencial», explica.

'Morfología del encuentro', que así titula la serie, cuenta su «viaje casi iniciático en la búsqueda, quizá, del sentido de su vida». Antes asume «que es un cerdo porque aceptar sus sombras es el inicio de esa travesía», que le llevará hacia una casa en el Polo Norte, una casa pintada y esculpida. El viaje «tiene mucho de catarsis», dice el pintor sabiendo que le coloca frente a sí mismo. Por el camino, activistas de Femen con sus cuerpos llenos de mensajes y miedos y deseos. También un amigo. Y uniéndolo todo, las pinturas, una serie fotográfica, tres esculturas y hastas una proyección cinematográfica.

 

Fotos

Vídeos