La luz de la tierra, el mar y sus gentes

Una visitante en la sala de exposiciones Sabadell-Herrero.
/FOTOS: ÁLEX PIÑA
Una visitante en la sala de exposiciones Sabadell-Herrero. / FOTOS: ÁLEX PIÑA

La Sala Sabadell Herrero de Oviedo acoge una exposición de José Cuadra y Manuel Benedito Vives

DIEGO MEDRANO OVIEDO.

Tres fundaciones (Manuel Benedito, José Cardín Fernández, Banco Sabadell) organizan la muestra pictórica 'Rural' en la sala de exposiciones de la mencionada entidad financiera en Oviedo (hasta el 31 de agosto). Dos pintores (José Cuadra y Manuel Benedito) hacen notoria su mirada a la tierra, el mar y sus gentes, en sintonía y sin duelos, unidos para sumar y sin rupturas a nivel plástico, bella sintonía de homónimos en la lucha temática común.

Manuel Benedito Vives (Villaviciosa, 1875 - Madrid, 1963) fue discípulo de Joaquín Sorolla y prolongó la tradición de la escuela valenciana del siglo XIX hasta muy avanzando el siglo siguiente. Con sus obras se fundó la Casa-Museo Benedito de Madrid. Respecto a José Cuadra, nacido el 5 de noviembre de 1949, en la aldea de Arriondu, reside actualmente en Villaviciosa; en su obra destaca la pintura, pero también la talla de madera, otra faceta que cultiva y domina a la perfección. Ambos creadores tienen como denominador común el protagonismo de la vida rural, con una visión de sus paisajes y gentes muy coincidentes, pese a la distancia en el tiempo y en el espacio que separa a las obras.

Las percepciones son diferentes y muchas veces contrapuestas, no solo por el color, dibujo o técnica, sino por el hecho de haber mostrado cada artista una faceta diferente de su tierra, en campos y mares. Ojos diferentes para una misma realidad temática. Benedito: academicista, pincel y brío que recorre Europa, epítome de la 'España negra' indagada desde la superficie. José Cuadra: cerca de los suyos y lo suyo, quien comparte con el espectador el mundo que le rodea. Benedito: dureza y estepa salmantina, marineros de Concarneau (Bretaña). José Cuadra: ríos en frondosidad, madera invernal, pumares de su niñez.

Los animales cobran un especial protagonismo en ambos mundos: animales que trabajan, acompañan y son riqueza. Vacas de José Cuadra, yunta buey y caballo de Benedito, perros de las monterías u ovejas de lana y leche de pastores segovianos. La cinegética está presente en Benedito y ausente en cuadra: dándose en el medio rural, este segundo no lo asume como propio y no acapara su atención.

Óleo, acuarela, tinta o lápiz como soportes. Mares bravíos del norte o pacíficos pescadores del sur arreglando sus redes. Textos de Miguel Delibes ('Viejas historias de Castilla la Vieja', 1964) y de Muñoz Rojas ('Las cosas del campo', 1951) como reclamo vivo por las paredes. Lo anónimo del lugareño, la belleza escondida siempre en renovación, el silencio descarado, hombres de pueblo en su afán por el buen discurrir de todos los elementos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos