Un verano de colores

Un verano de colores
MÓNICA LÓPEZ

Nueve ilustradoras asturianas exponen en El Bosque de la Maga Colibrí una selección de sus trabajos

E. FERNÁNDEZ

La convocatoria era simple. Era necesario ser ilustrador asturiano o residente en Asturias y presentar un trabajo que se ajustase a un epígrafe: «Asturias». Con estas premisas, la librería gijonesa El Bosque de la Maga Colibrí puso en marcha su certamen para ofrecer un repaso a lo mejor de la ilustración asturiana, una llamada a la que respondieron 39 profesionales de los que se seleccionaron 9, que ya cuelgan sus trabajos hasta el 1 de octubre en este espacio.

La nómina de nombres seleccionados, todos de mujer, dice mucho de la calidad de la muestra. Alicia Varela, colaboradora de EL COMERCIO, es una de las participantes en una exposición que ofrece nueve miradas diferentes sobre Asturias. La suya, como se puede ver en las imágenes que acompañan esta información, muestra un verano fresco, como el que disfruta una pareja que salta al mar desde un acantilado.

Junto a su nombre, el de Itzel, una mujer que desde pequeña está inmersa en el ambiente del arte. De madre pintora y padre artesano, siempre se ha dedicado a explorar nuevas técnicas. Raquel Lagartos es otra de las ilustradoras seleccionadas para participar en esta muestra, una profesional que también se dedica al cómic y cuyos trabajos han pasado por diferentes espacios a lo largo de toda España.

Lorena Poncela es otra de las participantes. Fascinada por el medio ambiente, enfocó su vida hacia las ciencias del mar, aunque el dibujo siempre estuvo presente en su vida. La ovetense Inés de diego Pantín desarrolló desde niña un voraz interés por el arte que la ha llevado a formarse en este campo y ha conseguir exponer en diferentes espacios asturianos y madrileños.

La que no ha necesitado de escuelas es Gemma Palacio. Esta ilustradora autodidacta apuesta por la sencillez y con ella pretende seguir creciendo. Eli García es la séptima de las seleccionadas, una ilustradora gijonesa que se formó en la Escuela Superior de Arte del Principado y que actualmente cursa un máster. La ilustradora y diseñadora gráfica Marta de la Vega gusta de las líneas fluidas y los iconos sutiles, y se muestra muy atraída por la naturaleza. La nómina la completa Mónica López, especializada en ilustración infantil y de temática animal y botánica.