Las tórridas cartas de amor de Laurence Olivier y Vivien Leigh

Laurence Olivier y Vivien Leigh. /
Laurence Olivier y Vivien Leigh.

Las misivas, que se podrán ver próximamente en el museo Victoria & Albert de Londres, sirven para entender la dinámica de su a menudo, tormentosa y apasionada relación

EFELONDRES

Unas 200 cartas que documentan una parte importante de la tórrida historia de amor vivida por las estrellas del cine Laurence Olivier y Vivien Leigh se exhibirán próximamente en el museo londinense Victoria & Albert, ha anunciado la institución.

Las misivas sirven para entender la dinámica de su, a menudo, tormentosa y apasionada relación, la cual iniciaron en 1936 durante el rodaje de la película 'Inglaterra en llamas' ('Fire over England', 1937), cuando el actor inglés aún estaba casado con Jill Esmund.

Leigh (1913-1967) y Olivier (1907-1989), ambos ingleses, mantuvieron su relación en secreto hasta 1940, lo cual, a tenor de las citadas cartas, contribuía a encender la pasión del actor, ganador del Oscar como mejor actor por la cinta 'Hamlet' (1948). "Me desperté totalmente enardecido de deseo por ti, mi amor (...) Oh Dios mío cuánto te deseaba. Quizá tú te estabas acariciando tu querido ser", escribió Olivier en un texto de 1938 ó 1939. "Oh mi querida dulzura -continúo en esa carta-, no he hecho nada. A menudo lo pensé, pero no es lo que quiero, darme placer a mí mismo porque no quisiera hacerlo sin ti, así que no lo haré si puedo aguantarme". En esa misma carta, el actor le aseguraba a Leigh, la inolvidable Scarlett O'Hara en 'Lo que el viento se llevó' (1939), que su amor hacia ella no era solo "carnal", sino que la amaba "con todo, con un tipo especial de alma".

Este tono cargado de erotismo aparece en otras misivas escritas por Olivier, como en la que le cuenta a su amada que está "sentado desnudo" y que cubre sus partes tan solo con "tus bragas".

El fin del romance

Pero no toda su correspondencia giró en torno a su relación sexual, como demuestra una carta en la que Olivier le ofrece consejo después de que Leigh le hubiese expresado sus problemas para interpretar a Scarlett O'Hara.

Tras divorciarse de sus respectivas parejas, ambos contrajeron finalmente matrimonio en 1940 y lejos de ver cómo se apagaba la llama de la pasión, las cartas en los siguientes diez años reflejan lo contrario. "Oh dulce Baba. Si estuviésemos juntos esto me parecería bastante excitante, pero eso se podría aplicar a la vida cotidiana", escribió Leigh a su esposo en 1950 mientras viajaba en un avión.

Su romance comenzó a desmoronarse a final de la década de los 50, cuando la actriz sufrió varias crisis mentales como consecuencia de su bipolaridad y la pareja decidió separarse en 1960.

A pesar de que Olivier volvió casarse un año después con la también actriz Joan Plowright, ambos mantuvieron de vez en cuando su correspondencia escrita. "Quiero darte la gracias por comprender todo por mi bien (...) Te comportaste con nobleza y valentía y hermosamente y yo lamento mucho, mucho que haya debido ser un infierno para ti", escribió Olivier poco después de la separación.

 

Fotos

Vídeos