Adiós a un caradura del cine

El actor Burt Reynolds. /  E. C.
El actor Burt Reynolds. / E. C.

Fallece a los 82 años Burt Reynolds, la estrella más taquillera de los 70

OSKAR BELATEGUI MADRID.

Reinó en los años 70 y convirtió su mostacho en un icono del cine de acción y entretenimiento. Burt Reynolds encarnó a hombres machos y golfos, que desafiaban la ley y siempre encontraban un hueco para toda mujer que se cruzara en su camino. Ayer murió en Florida a los 82 años, según informó su representante. Acababa de terminar su participación en 'Érase una vez en Hollywood', la película sobre la matanza de Charles Manson y la industria del cine en Los Ángeles en los años 60, que Quentin Tarantino estrenará en2019. La mejor prueba de cómo era admirado por generaciones de directores que solo eran críos cuando Reynolds recorría las carreteras de América conduciendo a toda pastilla en 'Los locos del Cannonball', una de sus cintas más taquilleras.

Títulos como la saga de 'Los caraduras', 'Rompehuesos' y 'Golpe audaz' convirtieron a su protagonista en un 'sex symbol' que exudaba virilidad y esencias sureñas, por algo fue el primer hombre que posó desnudo en la portada del 'Cosmopolitan'. Nacido en 1936 en Lansing, Michigan, Reynolds vio como una lesión de rodilla y un accidente de coche acababan con su futuro como futbolista profesional. Trabajó como camarero en Nueva York mientras aceptaba cualquier papel en cine y televisión por pequeño que fuera. Tras unos cuantos westerns como 'Joe, el implacable y 'Los 100 rifles', protagonizó en 1972 la película que lo convirtió en estrella: 'Deliverance'.

John Boorman contaba en aquella cinta la pesadilla de cuatro hombres de negocios que juegan a la aventura en un río hasta que el miedo y la violencia hacen que estallen sus instintos más primarios. Reynolds descubrió su madera de actor y a lo largo de los 70 demostró su ductilidad en thrillers, filmes de acción y comedias. 'Todo lo que usted siempre quiso saber sobre el sexo pero no se atrevió a preguntar', de Woody Allen, 'La brigada de Sharky' (dirigida por el propio actor), 'La casa más divertida de Texas', 'Ciudad muy caliente' junto a Clint Eastwood, otro emblema de la testosterona...

La carrera de Reynolds también está marcada por los papeles que rechazó, entre ellos los de Han Solo en 'La guerra de las galaxias' y el protagonista de 'La jungla de cristal'. La estrella del actor declinó en los 80 y sus peores momentos llegaron en los 90. Su divorcio de la actriz Lonnie Anderson y una serie de desastrosas inversiones le llevaron a declararse en bancarrota en 1996, con unas deudas superiores a los 10 millones de dólares. Tuvo que vender su fabuloso rancho en Florida y pertenencias personales. A cambio, vivió una resurrección artística gracias a Paul Thomas Anderson, que le brindó el papel del paternal director de cine porno de 'Boogie Nights'. Fue la película por la que obtuvo su única nominación al Oscar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos