Clamor por el planeta desde Asturias

La bióloga marina Nan Hauser, defensora de las ballenas. /
La bióloga marina Nan Hauser, defensora de las ballenas.

El Teatro de la Laboral fue escenario de una serie de conferencias inspiradoras sobre la naturaleza y contra el cambio climático Medio millar de personas acuden al Congreso Glackma por el medio ambiente

KAY LEVIN

Una travesía fílmica por el planeta, desde los baños con ballenas hasta la cumbre de volcanes, desde la vivienda en el hielo de una familia asiática hasta el desierto australiano. Y todo un manual de experiencias a lo largo y ancho de la Tierra con el propósito común de compartir vivencias con «tono optimista» para concienciar sobre la necesidad de actuar ante el cambio climático y demostrar que «la ciencia mola». Ese era el lema inicial que predicó Carlos Caraglia, organizador del Congreso Glackma, a los asistentes que en su primera jornada, ayer, pudieron hacer todo un viaje por el globo desde la butaca. Jóvenes, mayores y familias acudieron al evento, cuyo objetivo, además de reivindicar el cuidado de la naturaleza, es recaudar fondos para salvar y mantener las estaciones de medición del deshielo que la asociación Glackma tiene situadas en diferentes glaciares.

El primero en contar sus aventuras fue Álex Galán, avilesino conocido como 'el viajero del hielo', que puso rostro a las consecuencias de este fenómeno provocado por la actividad humana que está afectando a la supervivencia de las culturas nómadas que viven en zonas heladas. «Echaremos de menos el frío», le anunció uno de los mongoles con los que convivió en un lugar tan aislado que no conocía la electricidad, pero sí «un desarrollo interior» que les permite evitar «la ansiedad, el estrés, las depresiones o el Tinder», dijo con humor.

El malagueño Nacho Dean, primer español en recorrer el mundo a pie y ahora embarcado en el reto de unir los cinco continentes a nado, documentó en su camino los estragos del cambio climático y destacó que la humanidad «es mayoritariamente buena» y «puede cambiar las cosas».

Dean repasó los tres años que anduvo recorriendo el planeta, a lo largo de 33.000 kilómetros, y exhortó a tomar conciencia para ser más respetuosos con el medio ambiente.

Por su parte, el escritor Miguel Gutiérrez narró su expedición al Polo Norte, con impactantes imágenes de osos escuálidos, mientras que el británico Christopher Horsley mostró en vídeo sus escaladas entre volcanes, en los que incluso llegó a dormir al lado de la lava. En general, un espectáculo visual y narrativo sobre las capacidades del ser humano y la necesidad de tomar perspectiva de su lugar en el mundo, que en la sesión de tarde fue continuado por Caraglia, quien ha viajado varias veces a los polos para documentar y registrar el estado del hielo y sus ecosistemas.

A él se unió la bióloga marina Nan Hauser, conocida mundialmente por un vídeo viral en el que un cetáceo le salva la vida frente al ataque de un tiburón. Hauser defendió un mayor respeto y protección a los océanos y sus ecosistemas, que ha investigado treinta años.

El tono más motivador lo puso el vasco Josu Feijoo, primer diabético en subir el Everest, que será también pionero en este caso viajando al espacio. Feijoo, ejemplo de superación, logró hacer cumbre en los siete picos más altos del planeta y alcanzó los dos polos, lo que se conoce como el 'Grand Slam'.

Sobre el espacio exterior también habló la física espacial Miho Janvier, que explicó cómo las tormentas solares impactan en el mundo, generando apagones, y cómo podría afectar en el futuro a la vida en la Tierra, particularmente ante el desarrollo de la tecnología. El programa continúa hoy con ponentes como María del Carmen Domínguez, presidenta de Glackma, o la hija de Félix Rodríguez de la Fuente, Odile, en una invitación optimista e inspiradora para ampliar perspectivas y cuidar más un mundo que, como recordaron, «es el único que tenemos».