Harvey Weinsten se declara «no culpable» tras una nueva acusación de violación

EFENUEVA YORK.

Con su habitual traje negro y camisa blanca, el que fuera uno de los todopoderosos productores de cine, Harvey Weinsten, se declaró ayer «no culpable» de las acusaciones de violación arrojadas por la actriz Annabella Sciorra ante un juez de Nueva York, que ha decidido aplazar todo el proceso al 6 de enero.

Con la aceptación de las denuncias de la intérprete, conocida por su papel en la poplar serie 'Los Soprano' y que alega que Weinstein la violó en 1993, son ya tres los casos a los que debe responder el magnate de Hollywood. Hasta ahora, el hombre, cuyos supuestos abusos sexuales catalizaron el movimiento #MeToo, estaba imputado de violación en un hotel de Manhattan en 2013 a una mujer que permanece en el anonimato y de practicar sexo oral de manera forzada en 2006 a la ayudante de producción Mimi Haleyi.