«Enseñamos español a los extranjeros, ahí llegamos a los más desfavorecidos»

Francisco Carantoña. / J. PAÑEDA
Francisco Carantoña. / J. PAÑEDA

Francisco Carantoña Patrono de la Fundación Sierra Pambley | Premio Serondaya, la entidad tiene sedes en León, Villablino y Hospital de Órbigo donde ofrecen una enseñanza «activa y participativa»

SANDRA S. FERRERÍA OVIEDO.

La Fundación Sierra Pambley fue galardonada este año con el Premio Serondaya a la Innovación Cultural en su sección de Ciencias de la Cultural Humana. La Fundación leonesa lleva 125 años trabajando en favor de la cultura y la educación, inspirada en el espíritu de la Institución Libre de Enseñanza. Una de sus principales actividades es acercar a la población emigrante la lengua española mediante diferentes cursos. Recogerán su premio el domingo, en el Auditorio de Mieres, a las 19 horas.

-¿Qué tipo de actividades desarrolla Sierra Pambley?

-Lo que pretendemos es seguir con la tradición que tenía cuando se fundó. El fundador, Francisco Fernández-Blanco y Sierra-Pambley, pretendía cubrir la falta de escuelas que había en muchos pueblos de León y también la falta de formación profesional. Al mismo tiempo, buscaba que la enseñanza fuese activa y participativa.

-¿Qué tipo de educación ofrecen?

-Ahora existe una enseñanza oficial, que en España llega a todos los pueblos. Tuvimos que reconvertir la Fundación, y ahora tenemos dos ejes educativos importantes. Por un lado, en León tenemos la enseñanza de español a extranjeros, que es donde llegamos a los mas desfavorecidos. Es una enseñanza gratuita que tiene mucho éxito. Por otro lado, en Hospital de Órbigo tenemos un acuerdo desde los años ochenta con una cooperativa donde ofrecemos una enseñanza más práctica como la actividad en el campo.

-También tienen buena relación con la UNED.

-Sí, cedemos nuestros locales de Villablino a la UNED. Así facilitamos que la enseñanza universitaria llegue a esa zona rural y minera, aunque nosotros no nos encargamos de impartir las clases.

-¿Qué más actividades organizan?

-Organizamos cursos relacionados con el Museo y con la Biblioteca, pero están más dirigidos a un público universitario. También hay gente mayor de León que encuentra allí un lugar para la lectura. Además, realizamos conferencias abiertas al público sobre temas muy diversos y dejamos nuestras instalaciones para otras asociaciones culturales.

-¿De qué países provienen principalmente los extranjeros que quieren aprender español?

-Hay muchas personas del norte de África, de Marruecos o de Argelia. También hay subsaharianos y alumnos del este de Europa como Rumanía o Bulgaria. Los cursos se organizan en varios niveles dependiendo del dominio previo que tengan de español. Algunos llegan sin saber ni una palabra.

-¿Qué les parece el reconocimiento de Serondaya?

-Para nosotros es muy importante, sobre todo porque demuestra que la Fundación se conoce fuera de León. Se trata de un reconocimiento tanto a la historia y la trayectoria de la Fundación como a lo que estamos haciendo ahora desde el punto de vista educativo y cultural.

-¿Qué planes de futuro tiene la Fundación?

-Nuestra intención es continuar con las actividades. Queremos ampliar lo más posible lo que ofertamos, sobre todo para cubrir lo que no ofrece la enseñanza oficial, y poder llegar además a los más necesitados, porque para eso se fundó, para completar su formación.

-¿Cómo se financian?

-Fundamentalmente, con los fondos que nos dejó el fundador. Tuvimos una temporada muy difícil con la crisis porque nosotros vivimos de las rentas de los distintos inmuebles.

 

Fotos

Vídeos