Fallece Silvino Torre, actor asturiano «que tocó todos los palos artísticos»

El actor sanmartiniego Silvino Torre, en Gijón. / DANIEL MORA
El actor sanmartiniego Silvino Torre, en Gijón. / DANIEL MORA

La pérdida, a los 52 años, de «un buen hombre entregado a la causa» deja a la profesión «conmocionada»

AIDA COLLADOGIJÓN.

El actor asturiano José Silvino Torre García falleció ayer a los 52 años, dejando una profunda sensación de pérdida entre los amantes de las tablas asturianas y entre todos aquellos, y eran muchos, que le apreciaban como «buen hombre y auténtico entregado a la causa». Sus seguidores recordarán su gran vis cómica, el humor que también desplegaba en la vida llevado con éxito al escenario, pero también llorarán al gran actor dramático que demostró ser a lo largo de su larga trayectoria.

El recorrido vital de Silvino Torre, quien llegó al mundo un Día de Reyes de 1967, estuvo marcado desde su más pronta infancia por la atracción a los escenarios, donde encarnó a personajes de diverso pelaje. Nacido en la población de El Escobal, en la parroquia sanmartiniega de Santa Bárbara, recorrió toda Asturias y buena parte de España para ponerse en la piel de otros. «Llevaba a gala y cumplía todos los tópicos de ser un paisano de la cuenca: era noble, echado para adelante y claro, decía las cosas a la cara», le elogian quienes además de compañeros fueron sus amigos.

A su crecimiento como actor contribuyó su paso por Barataria Teatro, Higiénico Papel, Yeppa Títeres y otras muchas agrupaciones artísticas. Llegó, incluso, a crear su propia compañía, Factótum Teatro, con la que desarrolló montajes propios en asturiano y castellano. Aquí también dejó huella, por su empeño en tender puentes entre amateurs y profesionales, algo que, junto a otras muchas cualidades, le valió el cariño de la profesión, ahora «conmocionada» con su prematuro fallecimiento.

Más información

Aunque acumuló una profusa producción teatral, también participó en proyectos de cine, radio y televisión. En el séptimo arte, por ejemplo, interpretó al director del coro en la comedia con tintes paranormales 'Promoción fantasma', mientras que en la pequeña pantalla apareció en varios episodios de la popular serie 'Doctor Mateo'. Además, prestó su voz al programa 'Nomes d'Asturies', de la RPA.

De su bagaje dicen que fue «intenso y prestosu», un camino que siempre estaba dispuesto a compartir «desde la humildad». Como artista, tocó casi todos los palos. Algunos le recordarán como el druida de la fiesta astur romana de Carabanzo, papel que desempeñó hasta 2017. Otros lo harán por su infinito anecdotario, por su disposición a «tratar de robar siempre una sonrisa». Por su «solidaridad y su implicación con los problemas que le rodeaban». Quizá por eso tuvo responsabilidades varias en diversos sindicatos y asociaciones relacionadas con el teatro. Quizá por eso siempre reivindicó el derecho a vivir con dignidad de su trabajo. Y, quizá por eso, se llevó uno de los grandes palos de su vida este año cuando vio peligrar el circuito de artes escénicas de su Asturias.

Sus seres queridos celebrarán un acto de despedida, hoy, a las dos de la tarde, en el Tanatorio de Cabueñes. Los amantes de la interpretación están de luto por su prematuro fallecimiento. Porque Silvino Torre, humilde y digno, entregado y solidario, era una de esas personas que cuando se van «rompen el paisaje».