Don Felipe, sobre la presencia de Leonor en los Premios: «Supone un hoy y un mañana»

El Rey saluda al presidente de la Fundación, Luis Fernández Vega, y al jefe del Ejecutivo asturiano, Javier Fernández./EFE
El Rey saluda al presidente de la Fundación, Luis Fernández Vega, y al jefe del Ejecutivo asturiano, Javier Fernández. / EFE

Los Reyes recibieron en Madrid a los miembros de los patronatos de la Fundación Princesa, que cerró 2018 con un patrimonio neto de 30,7 millones de euros

AZAHARA VILLACORTAOVIEDO.

La reunión anual de los Reyes con los miembros de los patronatos de la Fundación Princesa de Asturias en el madrileño Palacio de El Pardo tuvo ayer sabor a estreno, porque, por vez primera, don Felipe se refirió a la presencia de la heredera de la Corona en la entrega de los Premios que llevan su nombre 38 años después de que él mismo debutara en el Campoamor siendo apenas un niño.

La fecha marcada en rojo en el calendario es el viernes 18 de octubre. Será entonces cuando Leonor de Borbón y Ortiz ocupará un lugar preferente sobre el escenario del gran coliseo asturiano, mientras que se prevé que la infanta Sofía se sitúe en el palco junto a su abuela, la Reina emérita. «La presencia en el Teatro Campoamor de nuestras hijas, la Princesa de Asturias y la infanta Sofía, no supone un antes y un después, sino un hoy y un mañana, no solo para nuestros premios, sino para la vida de la propia Fundación, y un orgullo para la Corona», aseguró ayer don Felipe ante los miembros de los patronatos, entre los que se encontraban, también por vez primera, la alcaldesa de Gijón, Ana González, y su homólogo ovetense, Alfredo Canteli.

Pero, además de transmitir ese mensaje claro de continuidad, don Felipe no ocultó que la próxima edición de los galardones va a tener para la Reina y para él mismo «una significación muy especial, especialmente emotiva, y para nuestra Fundación, particularmente simbólica».

Esa carga de emoción y simbolismo se desató con el anuncio realizado el pasado día 14 -cuando Zarzuela informó de que la Princesa de Asturias visitaría Oviedo- y va acompañada de la buena marcha financiera y patrimonial de la Fundación, porque la reunión sirvió también para exponer un detallado informe sobre la labor realizada por la institución en 2018 y su balance económico.

Así, tras recibir los Reyes uno a uno a los miembros de los patronatos de la Fundación (de la que la Princesa es presidenta de honor), se dio paso a la presentación de su memoria anual y de ese informe producto de una auditoría externa. Y, de acuerdo con sus datos, la institución cerró 2018 con un superávit de 143.976 euros al contabilizar unos ingresos de 5,73 millones de euros y unos gastos de 5,59 millones.

Se confirma así tendencia al alza, ya que el gasto total en 2017 ascendió a 5,45 millones de euros, frente a los 5,14 de 2016. Un cambio de ciclo que dura dos años, ya que en ese ejercicio la institución contó con el presupuesto más bajo de los últimos seis, en los que la tendencia era la moderación de gasto y el ajuste, en un fuerte periodo de crisis en el que las aportaciones, tanto públicas como privadas, se habían reducido. Y, de hecho, aún están lejos las cifras de 2011, con unos ingresos y gastos de, aproximadamente, 6,3 millones de euros.

En cuanto a la procedencia de las aportaciones en 2018, un 71% de las que recibió fue de carácter privado, el 15% procedió de las rentas del patrimonio y el restante 14% correspondió a la aportación pública del Ministerio de la Presidencia (39%), el Ayuntamiento de Oviedo (32%), el Parlamento asturiano (13%), el Gobierno del Principado (8%) y los Ayuntamientos de Gijón (6%) y Avilés (2%). Y, así las cuentas, el patrimonio neto de la Fundación Princesa alcanzó, a fecha 31 de diciembre de 2018, la cantidad de 30,7 millones de euros (frente a los 31,6 millones con los que contaba al cierre de 2017).

Pero, además de en los números, la memoria hace hincapié en la semana cultural que rodea a los galardones y que en la pasada edición contó con 54 actos a los que asistieron cerca de 23.000 personas.

Más información

También destaca el programa educativo 'Toma la palabra', que pretende acercar al alumnado la obra de los galardonados, y en el que participaron 5.668 estudiantes de 93 centros escolares asturianos. Y las actividades del área musical, que congregaron a más de 29.000 personas a lo largo de 2018, así como los Cursos de Verano de la Escuela Internacional de Música, a los que asistieron 143 alumnos de diez nacionalidades.

Un año en el que los Premios Princesa recibieron 253 candidaturas procedentes de 58 países y sumaron 33.262 menciones en las redes sociales y 6.960 referencias en los medios de comunicación nacionales valoradas en 73.756.165 euros.

Todo eso escucharon con atención los miembros de los patronatos de la Fundación, entre los que se encontraban nuevas incorporaciones como Pedro Sainz de Baranda, cofundador de Sainberg Investments, y el presidente de Vocento, Ignacio Ybarra Aznar, y otros que se despiden como Javier Fernández, presidente en funciones del Principado, que acudió por última vez como jefe del Ejecutivo.