Gesto homenajea a Woodstock

Imagen de la enorme multitud que acudió al festival de rock. :: A. P./
Imagen de la enorme multitud que acudió al festival de rock. :: A. P.

La Sociedad Cultural proyectó anoche el documental que rinde tributo al festival por su 50 aniversario

GUILLERMO MAESE

El pasado mes de agosto se cumplieron cincuenta años del famoso festival de Woodstock. Una congregación hippie con música rock que fue considerada como uno de los momentos claves de la historia de la música. Tres días que marcaron una época y que fueron recogidos en el documental 'Woodstock: tres días de paz y música', dirigido por Michael Wadleigh y montado por Martin Scorsese.

Con motivo de su aniversario, la cadena de televisión PBS y American Experience anunciaron el estreno televisivo de un nuevo documental, 'Woodstock: tres días que definieron una generación', una adaptación del primer documental que anoche fue proyectada en el salón de actos de la Escuela de Comercio de Gijón en un evento organizado por la Sociedad Cultural Gesto.

La cinta fue presentada por el periodista e historiador Pedro Hernández, de Radio Televisión Española. «A pesar del bloqueo político que intentó Richard Nixón, el festival cumplió con creces con las expectativas de los organizadores. Creían que iban a ir unas 60.000 personas y la cifra ascendió hasta casi medio millón de personas», explicó el periodista a los espectadores antes de iniciar la proyección. El festival se desarrolló en una granja de 240 hectáreas entre los días 15, 16, y 17 de agosto de 1969 con treinta y dos actuaciones, siendo la ausencia de Bob Dylan - vivía en la misma localidad del festival- la más sonada del cartel. «Hubo tres muertes en el festival: una debida a una sobredosis de heroína; otra, tras una ruptura de apéndice, y una última por un accidente con una máquina vial que aplastó a quien se había dormido debajo. También se dijo que hubo dos nacimientos no confirmados en el festival», resaltó Hernández en el anecdotario del evento.

Woodstrock reunió a más de 500.000 personas durante los tres días que duró el festival

Amantes del rock y románticos de la época se reunieron en el salón de actos para revivir la historia del festival. «En aquella época estaba en Madrid, y el disco se escuchaba en todas partes. Fue un bombazo. Por entonces, no se comentaba el aquelarre que parece que fue aquello. Solo nos centrábamos en valorar la música», comentó María Victoria Alonso. «Reuní el dinero suficiente y corrí a Discoteca -antigua tienda de música ubicada en la calle San Bernardo- a comprarme el vinilo que estaría años escuchando. En esa misma tienda había un espacio para la audición. Para un chaval como yo era increíble poder echar la tarde escuchando los mejores discos», narró uno de los espectadores en un corrillo antes de la proyección. José Pablo González tenía diez años en 1969, pero no tardó en descubrir la discografía y leer sobre el festival: «La grandeza del evento la marca que todos los grupos que actuaron siguen de actualidad. La música de aquellos días es el gran legado del festival».

Woodstock traspasó fronteras y fue, sin duda, un evento musical sin precedentes en alcance e influencia en la sociedad americana.