«Los gijoneses conocen más el Centro Botín que Laboral»

Karin Ohlenschläger, durante la presentación. /  DAMIÁN ARIENZA
Karin Ohlenschläger, durante la presentación. / DAMIÁN ARIENZA

Los responsables del equipamiento achacan la merma de visitantes a la falta de publicidad por parte del Principado y a la escasez de trabajadores

ANA RANERAGIJÓN.

La directora de actividades de Laboral Centro de Arte y Creación Industrial, Karin Ohlenschläger, achacó ayer la disminución de las visitas que recibe el centro a la poca publicidad que el Principado hace de él. Unas declaraciones que realizó en la presentación de la programación cuatrimestral del equipamiento gijonés. Y es que, como infomó EL COMERCIO, durante el verano, Laboral apenas recibió una media de treinta visitas diarias. Y eso, según la directora, porque los gijoneses «conocen más las actividades del Centro Botín que las de los propios museos de Gijón».

Para ella, «la falta de visitantes se debe a la falta de comunicación» y a la escasez de personal. «Nosotros, ahora mismo, no tenemos responsable de comunicación y es muy importante tenerlo para acercar al público el arte y la cultura. Nuestro esfuerzo se queda muy cojo si no hay un equipo de comunicación que pueda atender a la gente a través de todos los canales posibles».

Tal y como contó Karin Ohlenschläger, estas ideas ya se las manifestó al Principado en la reunión que mantuvo recientemente con responsables de la Consejería de Cultura. «Me dijeron que estaban de acuerdo y que trabajarían en este tema, pero tendremos que seguir reuniéndonos. Lo mismo pasa en otros sitios como el Museo Barjola y el Centro Niemeyer», añadió. En cuanto a su encuentro con los responsables del Gobierno regional, la directora de Laboral aseguró que fue «muy vivo, muy cercano y con mucho interés. Este centro tiene para Asturias un gran potencial como catalizador entre Asturias y el resto de España y también en el ámbito europeo».

Pese al valor que tiene el centro, Ohlenschläger considera que necesitan más personal para crecer y atender a más visitantes. «Aquí recibimos a unas 400 o 500 personas a la semana. Nosotros, con el personal que tenemos, ya estamos a pleno rendimiento para atenderlos. Para acoger más personas, necesitamos más personal».

Con esperanzas de mejorar su situación, Laboral Centro de Arte y Creación Industrial apuesta para este cuatrimestre por una programación variada que incluye cinco exposiciones, convocatorias para artistas, un programa educativo y actividades culturales abiertas a todos los públicos. Las cinco muestras que acoge reúnen la creación de artistas consolidados con una temática muy variada.

'Equivocada no es mi nombre', que abrirá sus puertas el 27 de septiembre, apuesta por el arte contra la violencia machista en un recorrido por las obras de artistas de trayectoria nacional e internacional que han denunciado la violencia de género a través de distintos canales como el vídeo, la instalación o la performance con el objetivo de hacer reflexionar sobre la violencia que sufren las mujeres. 'Skeens', por su parte, es un proyecto de Elisa Cuesta en el que se plasma una interpretación artística de la distracción subjetiva que supone la constante conexión de las generaciones actuales a la red.

Laboral acogerá, además, la 'XXIX edición de los Circuitos de Artes Plásticas de la Comunidad de Madrid', en la que se expondrán los trabajos de los artistas seleccionados en la última edición de esta convocatoria. 'D3us Ex M4ch1na' propone una exploración crítica de los temas que rodean a las tecnologías de inteligencia artificial. Y, por último, 'Eco-visionarios. Conexiones emergentes entre biosfera y tecnosfera' lleva a debate narrativas utópicas y contra-modelos ecosistemáticos. Durante estos meses, también se celebrará el mercadillo Labshop (este fin de semana), el cine fórum 'Albatross', las jornadas sobre arte y violencia machista y el espectáculo de danza 'Ella era yo'. Además, habrá convocatorias para artistas y visitas y talleres para escolares.